El Parlamento elige a Alberto Pazos, Ana Pontón y José Ramón Gómez Besteiro para defender en el Congreso la transferencia de la AP-9

GALICIA

AP-9 en el tramo de las Mariñas Coruñesas, en la ría de Betanzos, entre Ferrol y A Coruña
AP-9 en el tramo de las Mariñas Coruñesas, en la ría de Betanzos, entre Ferrol y A Coruña ANGEL MANSO

El ministro Óscar Puente cifra en 4.000 millones el rescate de la autopista y dice que «es inasumible para el Estado»

29 may 2024 . Actualizado a las 16:46 h.

Los portavoces de los grupos políticos con representación en O Hórreo han sido los elegidos por el Parlamento gallego para defender en el Congreso la proposición de ley que reclama para Galicia la transferencia de la AP-9, una vieja aspiración de esta comunidad y que cuenta con el respaldo unánime de los tres partidos. Así, la comitiva gallega estará formada por Alberto Pazos, del PP; Ana Pontón, del BNG, y José Ramón Gómez Besteiro, del PSdeG, los tres designados tras votación en urna. El pleno del Congreso de los Diputados retomará el próximo 11 de junio el debate de una iniciativa legislativa que el Parlamento gallego aprobó por unanimidad el pasado 23 de diciembre y que busca que esta comunidad se haga con la titularidad y la gestión de su principal arteria de comunicación.

La de diciembre fue la cuarta vez en que la Cámara gallega aprobó una iniciativa legislativa para reclamar que se transfiera a la comunidad la principal autopista de Galicia. Sin embargo, desde el 2016 ninguna ha fructificado, al frustrarse el acuerdo de los grupos gallegos durante la tramitación en las Cortes Generales. La última proposición en trámite caducó al adelantar el presidente Pedro Sánchez las elecciones generales.

Han pasado casi diez años desde que Galicia aprobó la primera iniciativa por unanimidad. Pero ni bajo la presidencia de Mariano Rajoy, que incluso llegó a vetar el debate sobre la ley, ni con Pedro Sánchez, que se ha dedicado a dar largas, se ha avanzado nada. 

Mientras, el ministro de Transportes y Movilidad Urbana, Óscar Puente, advierte que el rescate de la AP-9, que ha reclamado este miércoles el BNG en el Congreso, costaría 4.000 millones de euros, una cantidad que es «inasumible» para la Administración General del Estado «y con claros efectos lesivos para las arcas públicas», informa Europa Press.

En la sesión de control al Gobierno en el Congreso, el diputado del BNG, Néstor Rego, hizo una interpelación al ministro Puente para anular la prórroga de 25 años, hasta el 2048, otorgada a la concesionaria de la AP-9, y pidió la asunción de la gestión directa de la autopista, la supresión de los peajes y el impulso de la transferencia a Galicia.

Ante esto, el ministro Puente repasó los antecedentes de la autopista AP-9, culpando al PP de la prórroga de la concesión de esta infraestructura y rechazando cualquier comparación con los populares en este asunto pues, aseguró, si hubiera vencido esa prórroga, el Gobierno de Sánchez hubiera liberalizado la autopista. 

«He escuchado decir que todo es cuestión de voluntad política, es una frase que escucho yo mucho, ¿no? En mi territorio la voluntad política es importante, pero los euros lo son también», dijo el ministro.

El diputado del BNG le reprochó que no hablara directamente de la transferencia de la AP-9, y puso en duda la cifra de 4.000 millones de euros que costaría el rescate. «Usted habla de lo que calculan los técnicos, pero el Gobierno ni siquiera ha hecho los deberes, el deber básico que es hacer un estudio riguroso que pueda hacer público de cuánto cuesta realmente rescatar la AP-9», dijo Rego.