Adrián Barbón: «Cuanto más duro sea el control del virus, más se reanimará la economía»

ángel falcón / luis ordóñez OVIEDO / LA VOZ

GALICIA

Barbón defiende que Asturias está preparada para vacunar «los días y las horas que hagan falta».
Barbón defiende que Asturias está preparada para vacunar «los días y las horas que hagan falta». TOMÁS MUGUETA

El presidente del Principado equipara las medidas de Asturias con las de Galicia, y censura las de Ayuso. Cree que ante la evolución del covid la Semana Santa no podrá tener las facilidades de Navidad

05 feb 2021 . Actualizado a las 18:03 h.

Adrián Barbón (Laviana, 1979) no oculta la sintonía que tiene con sus homólogos en Galicia, Castilla y León o Cantabria en la toma de decisiones drásticas ante el covid, cree que todo fue demasiado laxo en Navidad, y no descarta el socialista una cuarta ola de covid, tirando de la historia: «Deberíamos retrotraernos a 1918, a la gripe española, hubo prolongaciones en 1919 y en 1920, menores, pero era otro contexto y otro sistema sanitario. Dependerá del avance de la vacunación».

-Pues eso va lento. ¿Usted cree que es factible, como defiende el Gobierno central, que el 70 % de la población estará vacunada antes del verano?

-Todo depende de si llegan o no las vacunas de la Unión Europea. Y las farmacéuticas se han convertido en verdaderos mercenarios, que van a por el mejor postor. Está claro que están vendiéndolas a un precio mayor a otros países del mundo. Al ritmo que se preveía al principio llegaremos al 70 % en verano. Si no llegan es imposible. Asturias tiene un aparato logístico preparado para vacunar lo que haga falta, durante todos los días de la semana, festivos y a todas las horas que hagan falta.

-¿Cuándo se vacunará usted?

-Estoy a disposición de cuando se determine el protocolo nacional y me toque.

-¿Cómo juzga la gestión del ministro Illa? Usted tuvo varios choques con él.

-Reconozco que para el ministro Illa no ha sido nada fácil, llegar a un ministerio y que le explote esta pandemia. Cuando alguien llega nuevo a una responsabilidad que no conoce es muy duro ponerse al día. Pero además hay comunidades autónomas que están utilizando la pandemia para hacer confrontación política con el Gobierno de España. Eso demuestra que no estamos escuchando a la gente, que quiere que dejemos atrás las diferencias porque la pandemia no entiende de fronteras. Hay comunidades que no estaban de acuerdo con la concentración de competencias del Gobierno de España, luego se modificó el estado de alarma, y esas comunidades han decidido no actuar. ¿Cuesta votos y apoyo ciudadano tomar decisiones? Sí, desgasta, pero es nuestro deber.

-¿Hay que federalizar más el Estado para estas situaciones?

-El Consejo Interterritorial de Salud debe tener capacidad de tomar decisiones por mayoría, y no por unanimidad. Y no recomendaciones, sino decisiones. Sería un paso potente hacia el federalismo. Hay que crear una agencia de salud pública potente en España. Ha habido comunidades que han hecho confrontación permanente, y permítame que no dé nombres.

-Le ponemos uno: la presidenta de Madrid. Ha tenido usted confrontaciones con esa comunidad. ¿Son el modelo asturiano y el madrileño tan opuestos?

-Yo no he buscado confrontación ninguna. Lo que he querido decir lo he hecho de manera coincidente con otros dirigentes del PP con los que mantenemos una relación de vecindad muy buena y muy cordial, como el presidente Feijoo en Galicia, o el presidente Mañueco en Castilla y León, que son de partidos diferentes al mío y tenemos medidas muy similares. Aquellos que dicen que hay que convivir con el virus porque la economía no se puede paralizar les digo que es al revés: los países que salen mejor parados en términos de crecimiento económico son los que arrinconaron el virus. Cuanto más duro sea el control del virus, más se reanimará la economía. Allá cada comunidad con la estrategia que ha seguido, pero en Asturias, sabiendo el carácter vulnerable de nuestra población, y teniendo en cuenta los mayores que tenemos, hemos tomado decisiones que buscan evitar contagios y salvar vidas.