El Estado reitera que Franco se apropió del pazo de Meirás de forma fraudulenta

Sostiene en el juicio por la propiedad del inmueble que la compraventa de 1941 fue una simulación para ocultar la donación popular de 1938

Imagen del pazo de Meirás, situado en el municipio coruñés de Sada
Imagen del pazo de Meirás, situado en el municipio coruñés de Sada

Redacción / La Voz

El abogado del Estado jefe en Galicia, Javier Suárez, expuso este jueves en el juicio por la propiedad del pazo de Meirás que Francisco Franco «se apropió ilícitamente» del Pazo de Meirás mediante un fraude. En sus conclusiones, el letrado del Estado explicó que la escritura de compraventa de 1941 indica que «es un título simulado que busca generar la apariencia de que Franco adquirió el pazo». Dijo también que la Junta pro Pazo habría adquirido en 1938 el inmueble mediante un proceso de «naturaleza coercitiva», en relación a la suscripción popular.

Sobre la escritura de 1941, el representante del Estado señaló que «es un fraude» y a partir de ese documento se eso facilitó «habilitar una posesión por los herederos de Franco». Se trata, añadió, de «una posesión viciada que ha impedido la actuación del legítimo propietario», que para él es el Estado.

Afirmó también que el dominio público es imprescriptible para argumentar que los herederos de Franco no podían ser propietarios del pazo por la fórmula de la usucapión, por la cual se puede adquirir una propiedad poseída durante un determinado período de tiempo en caso de que no haya título de propiedad o este sea nulo, como considera el Estado.

En la última sesión del juicio también intervienen los representantes legales de la Xunta, de la Diputación de A Coruña y de los ayuntamientos de Sada y A Coruña, que apoyan la reclamación del Estado para recuperar el pazo de Meirás para el patrimonio público. La sesión de hoy jueves terminará con la intervención de los abogados de la familia Franco, que piden que el pazo siga siendo propiedad de los nietos del dictador.

Revelan que había comisiones que «iban a las casas» a recaudar para donar el pazo de Meirás a Franco

José Manuel Pan
Construído en el siglo XIX sobre las ruinas de una antigua fortificación, el Pazo de Meirás perteneció a la intelectual gallega Emilia Pardo Bazán. Después de su muerte, y tras llegar a manos de la Compañía de Jesús, la propiedad situada en el municipio coruñés de Sada pasó a formar parte del patrimonio de Francisco Franco, como regalo de la provincia de A Coruña.
Construído en el siglo XIX sobre las ruinas de una antigua fortificación, el Pazo de Meirás perteneció a la intelectual gallega Emilia Pardo Bazán. Después de su muerte, y tras llegar a manos de la Compañía de Jesús, la propiedad situada en el municipio coruñés de Sada pasó a formar parte del patrimonio de Francisco Franco, como regalo de la provincia de A Coruña.

En la segunda jornada del juicio por la propiedad del pazo, dos historiadores destacaron el carácter público del edificio en vida de Franco

El carácter público del pazo de Meirás desde que fue donado a Francisco Franco en 1938 en calidad de jefe del Estado no ofrece dudas para los dos historiadores que comparecieron ayer como testigos-peritos en la segunda jornada del juicio que se celebra en A Coruña para decidir si el pazo de Meirás es una propiedad pública, como reclama el Estado, o privada, como sostienen los herederos de Franco. Manuel Pérez y Carlos Babío, autores del libro Meirás, un pazo, un caudillo, un espolio, dijeron en el juicio que todos los gastos del pazo se sufragaban por medio de la Casa Civil del Estado.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

El Estado reitera que Franco se apropió del pazo de Meirás de forma fraudulenta