Así será el nuevo voto por correo: más facilidades para hacerlo sin tener que acudir al colegio electoral

domingos sampedro SANTIAGO

GALICIA

Voto con mascarillas y guantes en Francia en marzo; en Galicia se tendrán que utilizar medidas similares en julio
Voto con mascarillas y guantes en Francia en marzo; en Galicia se tendrán que utilizar medidas similares en julio CHRISTIAN HARTMANN / reuters

El voto por correo se puede solicitar hasta el 2 de julio y ejercerlo hasta el mismo 8. Estas son las claves de este servicio, clave ante el 12J

30 may 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Organizar unas elecciones como las de Galicia y el País Vasco, sin que hayan desaparecido los riesgos asociados a la epidemia del coronavirus, es algo que está obligando a adoptar medidas para garantizar la seguridad de los electoral y evitar cualquier contagio. El voto por correo es un canal que puede tener un desarrollo mucho mayor en los comicios del 12 de julio con el fin de evitar las aglomeraciones en los centros electorales y, por esa misma razón, la Junta Electoral Central decidió flexibilizar los requisitos para que cualquier ciudadano pueda ejercer el voto a distancia sin salir de casa. Solo necesita disponer de la firma electrónica y solicitarlo antes del 2 de julio. Así es el procedimiento:

¿Cuáles son los plazos para poder pedir y ejercer el voto por correo?

Hay un plazo abierto de 45 días para solicitarlo, que va desde el 19 de mayo hasta el 2 de julio. Una vez pedido, la oficina censal tiene hasta el 5 de julio para remitir la documentación correspondiente al elector y este último dispone de plazo hasta el 8 de julio para emitir su voto en sobre cerrado, que será computado con el resto de su mesa electoral.

¿Es posible solicitarlo sin salir de casa?

Hasta ahora solo era posible hacerlo en casos de enfermedad o discapacidad, con certificación médica. Pero en estas autonómicas se abre la posibilidad de que cualquier ciudadano solicite el voto a distancia sin necesidad de ir físicamente a una oficina postal. Basta con acceder a la web de Correos y solicitar el trámite mediante la firma electrónica. También se podrá solicitar de manera presencial en Correos. Pero conviene recordar que sus oficinas se encuentran con un horario reducido, algunas están cerradas, y hay colas.

¿Cómo se emite el sufragio una vez que se recibe en casa?

Los carteros actuarán como fedatarios públicos: serán los encargados de entregar la documentación electoral a domicilio al votante, que tiene en ese momento la posibilidad de elegir la papeleta correspondiente, meterla en su sobre cerrado y dársela al propio cartero de vuelta. Este deberá comprobar la identidad mediante el DNI o cualquier otro documento oficial acreditativo, como el pasaporte o el carné de conducir, del que se anotará el número. El votante recibirá un justificante conforme a que ya ejerció su derecho. Así, no será necesario firmar nada, de forma que se evita el contacto físico.

¿Es posible pedir el voto por correo aunque se pueda acudir al colegio?

Técnicamente, el voto postal o a distancia es un mecanismo pensado para los ciudadanos que el día de las elecciones, el 12 de julio, tienen previsto estar ausentes de la localidad en la que les corresponde votar o, por la razón que fuere, no puede personarse en el colegio. Pero no necesita justificación, así que lo puede demandar cualquier persona inscrita en el censo electoral aunque no vaya a viajar y tenga la posibilidad de acudir físicamente el 12 de julio a su centro de votación. Por correo se ahorra el tener que acudir al colegio en la jornada electoral y evita cualquier posible aglomeración.

¿Es posible ir a votar al colegio electoral tras pedir el voto por correo?

No, hay que optar por un sistema o por el otro: o el voto por correo o el voto presencial en el centro electoral asignado. Pero una vez que se solicite el voto postal y se reciba la documentación, Correos se encarga de notificar a la oficina electoral la identidad del electoral, que queda inhabilitado para ejercer el presencial.

¿Cómo será la votación en los centros electorales el próximo 12 de julio?

El Gobierno gallego aprobó ayer un protocolo con las medidas preventivas para el 12J, mediante el cual la Xunta se encargará de facilitar los medios de protección (mascarillas y gel hidroalcohólico) a todos los electores y miembros de las mesas. Las medidas de distanciamiento social regirán dentro de los colegios, y se habitarán pasillos de circulación. La Fegamp pidió ayer más concreción a la Xunta.

Trabajadores de Correos temen una sobrecarga y piden refuerzos

Correos ha convocado para el próximo martes a los representantes sindicales para abordar las nuevas normas que afectan a los carteros en los comicios gallegos para el próximo 12 de julio, con las novedades de la Junta Electoral .

Los representantes sindicales están «preocupados por la sobrecarga de trabajo» que va a suponer este sistema y, aunque defienden la valía del personal de la empresa pública para realizar este servicio, advierten de las dificultades para hacer reparto y recogida de papeletas, al tiempo que se cumplen con las obligaciones diarias. Sumado todo ello a que en las elecciones generales pasadas se duplicó el número de solicitantes de voto por correo, lo que ya supuso tener que pedir dos prórrogas para los plazos, por lo que en esta ocasión, es previsible un mayor «colapso» por la situación estival y la pandemia, apuntan.

En declaraciones a Europa Press, el secretario de acción sindical de CGT, Xan Xove, ha señalado la necesidad de que haya una «contratación masiva de personal» y ha apelado a que Correos recibe una cantidad específica para cubrir los procesos electorales que debe destinarse a este fin. «Es un proceso extraordinario y Correos tendrá que contratar masivamente», ha señalado. Así, ha explicado que un proceso de entrega está estimado en unos 3 o 5 minutos por domicilio, si a ello hay que sumar esperar a que el ciudadano que lo decida emita su voto -abra el sobre y elija la papeleta-, el tiempo de espera es incalculable y «puede entorpecer el trabajo» diario de los carteros.

Xove ha dicho que la «profesionalidad» de los empleados de Correos está «fuera de toda duda», pero también serían necesarias medidas específicas para garantizar que no se mezclen los correos y no haya problemas con los votos y su custodia. Así, ha mencionado la posibilidad de habilitar cajas de seguridad especiales o crear un servicio especial en el cuerpo de trabajadores de Correos que «solo se dedique a esto».