Luís Villares se va y arremete contra las cúpulas de Anova, Podemos y EU

El futuro de la formación está en el aire y la coordinadora decidirá si se abre el proceso para elegir candidato


santiago / la voz

Luís Villares deja la política «apenado e desencantado» por no haber podido cumplir con los compromisos adquiridos con la ciudadanía cuando hace cuatro años aceptó encabezar la candidatura de En Marea en las elecciones autonómicas. Anova, Podemos y EU, que no tenían candidato, le pidieron que diera «un paso adiante», pero después no le dejaron hacer. Por eso ayer, en su despedida, arremetió contra la cúpula de los partidos que dicen trabajar «para a xente» cuando, según el magistrado en excedencia, en realidad anteponen los intereses partiditas a las necesidades de la ciudadanía.

El magistrado lucense anunció este miércoles que no se presentaba a las primarias de En Marea. Tras una temporada alejado de la vida pública, volverá a la judicatura. Aseguró que se siente orgulloso de haber servido a los ciudadanos en este tiempo, pese a los sinsabores. A veces se sintió «un bicho raro» por no haber renunciado a sus ideales, y en su despedida aseguró que «pagámolo caro os que puxemos a ética por riba da política». 

Su última intentona, antes de tirar la toalla, fue hacer un llamamiento a la izquierda para que fuese unida a las autonómicas. No lo logró, pero no pierde la esperanza: «Non atopei ningunha razón programática pola que non poida haber un acordo político de esquerda», asegura. De momento, lo que sigue viendo en la carrera hacia el 5M de las antiguas confluencias es «o de sempre, unha carreira por un asento». No es su caso: «Eu non vin a perpetuarme no meu posto», y por eso se va, no sin antes pedir una «reflexión» a los partidos políticos «que se poñen diante das pancartas prometendo cousas que saben que non van cumprir». 

Ana Pontón le desea suerte

Tras conocer la marcha de Villares, la portavoz nacional del BNG y candidata a la Presidencia de la Xunta, Ana Pontón, le ha deseado «o mellor» y «sorte», pero ha defendido, ante lo que puede significar para el cambio del panorama político, que la fuerza «á alza» es el Bloque, por su proyecto «serio». «A Xustiza recupera un xuíz que demostrou que era unha persoa xusta, que traballou sempre con moito rigor», apostilló.

Preguntada por si entiende que esta marcha atrás de Villares le da más fuerza, Pontón dijo que «o que están vendo é que o BNG é a organización máis á alza do panorama político galego» y, si ha recuperado el «prestixio» es por «o bo facer da organización, polo traballo riguroso e seriedade, recollendo a tradición do nacionalismo galego».

El secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, también destacó «o compromiso e o traballo» del portavoz de En Marea, Luis Villares.«Deséxolle os mellores éxitos», dijo el socialista. Gonzalo Caballero mostró su «recoñecemento e respecto» por el trabajo realizado por Villares y ha rechazado entrar en cuestiones internas de cada organización. «Eu desexo que todas as forzas progresistas acerten no seu reto de orientar as eleccións autonómicas con forza e ilusión», indicó.

«Máis inimigos dentro ca fóra»

Por su parte, el vicepresidente de la Xunta y presidente provincial del PP de Pontevedra, Alfonso Rueda, mostró su «respecto» sobre la decisión del portavoz de En Marea. «Na miña opinión persoal, tivo bastantes máis inimigos dentro ca fóra», dijo. 

Rueda aseguró que Villares está «nas antípodas do pensamento do Partido Popular, pero ao final foi un compañeiro no Parlamento». Por ello, mostró su «recoñecemento para unha persoa que apostou pola política durante un tempo».

Sus compañeros en la dirección de En Marea lo acompañaron en una despedida no exenta de emoción y los que antes compartieron con él ese cometido lamentaron «a perda» en las redes sociales.

De sus antiguos socios de En Marea solo se pronunció Gómez-Reino, quien valoró que haya líderes «que cando termina o seu ciclo político dan un paso atrás e recuperan a súa actividade profesional. Iso honra a quen actúa así». También lo despidieron sus compañeros en el Grupo Mixto, los diputados Paula Vázquez Verao y Davide Rodríguez, quienes, además de lamentar la marcha de Villares, pidieron para el 5 de abril «unha alianza ampla soberanista» que derrote al PP. «Un pracer partillar vitorias e derrotas contigo, Luís», escribió Davide Rodríguez en Twitter.

El futuro de En Marea está en el aire. Su dirección decidirá si mantiene las primarias o si se retira de la carrera electoral.

El juez que cuelga la toga de la política

Susana Luaña

Luís Villares se marcha desencantado y apenado «por non ter cumprido coas promesas feitas no 2016»

Cuando en agosto del 2016, Xosé Manuel Beiras, Martiño Noriega, Antón Sánchez y Xulio Ferreiro, animados y apoyados por el motor de Podemos vieron la posibilidad de asaltar la Xunta llevando a las autonómicas el proyecto misceláneo de izquierdas que tan buen resultado les había dado en las municipales y en las generales, se encontraron con que no tenían candidato, con sus principales activos ocupados ya como alcaldes o diputados. Y fueron a Lugo a buscar a un magistrado bajito y sonriente que ya en sus tiempos de universitario en Santiago se movía en la izquierda nacionalista y que formaba parte de la asociación progresista Jueces para la Democracia e Irmandade Xurídica Galega.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Luís Villares se va y arremete contra las cúpulas de Anova, Podemos y EU