¿Quién maneja los hilos de la crisis?

El Gobierno muestra un inexplicable optimismo desde el vertido

López Sors era entonces Director de la Marina Mercante
López Sors era entonces Director de la Marina Mercante

Redacción

El Gobierno central asumió con optimismo la catástrofe del Prestige. Las decisiones las toman dos hombres, el director general de la Marina Mercante, José Luis López Sors, y el subdirector general de Tráfico y Seguridad Marítima, Manuel Nogueira Romero, verdadero cerebro del operativo desplegado tras la tragedia del petrolero de Bahamas, dada su experiencia en otros desastres como el del Mar Egeo. La capacidad de López Sors para hacer frente al cargo que le concedió el ministro de Fomento hace año y medio fue cuestionada por la oposición en el Congreso. Aún así, los gobiernos central y autonómico lo dejaron todo en sus manos y en las de Nogueira.

Confianza

Cuando el petrolero apareció el jueves frente a las costas de Muxía, el Gobierno de España concluyó que no había motivo para la alarma porque se había adoptado la decisión de enviar el buque a alta mar, concretamente a 120 millas del litoral.

Cuando el petrolero apareció el jueves frente a las costas de Muxía, el Gobierno concluyó que no había motivo para la alarma Sin embargo, el propósito fracasó por la precariedad de los medios y porque al arrancar los motores del barco y ser zarandeado por el temporal la grieta en estribor se agrandó hasta alcanzar los cuarenta metros. Hubo que parar las máquinas y, empujado por el viento, el Prestige se quedó a una distancia que oscilaba entre las 40 y las 50 millas. Desde la mañana del miércoles, Arsenio Fernández De Mesa, delegado del Gobierno, asumió el control de la información, evitando sin éxito filtraciones a través de las decenas de técnicos que, desde distintos puntos de Galicia, colaboran en la crisis.

Cuando ya la marea negra había teñido las costas, Arias Cañete declaró: «El derrame no ha causado destrozos pesqueros y medioambientales»

El optimismo se reflejó, asimismo, en las declaraciones del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete. Cuando ya la marea negra había teñido las costas, el miembro del Gabinete de Aznar declaró: «El derrame no ha causado destrozos pesqueros y medioambientales». Tuvieron que transcurrir seis días desde el naufragio del Prestige para que el Gobierno central, bajo la coordinación de Mariano Rajoy, constituyera ayer un gabinete interministerial, compuesto por los subsecretarios de once ministerios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿Quién maneja los hilos de la crisis?