Cañita Brava: «Nadie improvisa como yo»

Le reconocen allá donde va, pero nadie le llama por su nombre, Manuel González. Prepara una nueva participación en «Torrente» y dice que Santiago Segura le llama una vez al mes


a coruña

Quedo con Cañita Brava (A Coruña, 1946) en Manolito, un restaurante de su barrio donde un grupo de chavales han entrado exclusivamente a hacerse una foto con este hombre que figura en los créditos de algunas de las películas más taquilleras del cine español. Cañita, que en realidad se llama Manuel González, me ganó para siempre.

-¿Qué hace ahora?

-Actuaciones. Tengo dos en Cantabria, el 14 y el 15. Y el 21 otra, pero no me acuerdo si es en Redondela o en Ribadavia. En octubre voy a cambiar de representante. Y voy a tener televisión. También anuncios y algún discurso.

-No le falta trabajo...

-Bueno, hasta ahora no me iba muy bien. Yendo solo no hago nada. Pero ahora voy a hacer contratos. A veces abusan.

-¿En qué consiste su actuación?

-Canto. Antes hacía también los refranes, pero este representante me dice que solo cante. Y también hago una exhibición de palillos.

-¿De palillos?

-Sí, sí. [Y saca un instrumento de madera que hace sonar con mucha habilidad, como unas castañuelas]

-Ya veo. Seguro que mucha gente lo sabe pero, lo de Cañita Brava, ¿de dónde viene?

-Viene de la creación del merengue Caña Brava [Y se pone a cantar]. Yo arreglé la letra. Tengo muchas creaciones.

-Cuándo se le ocurre una canción, ¿Cómo hace, la apunta?

-Escribo, improviso y la música se la paso al músico. Mire [y se pone a cantar otra vez, ahora en un supuesto inglés]

-¿Alguna vez estuvo en Inglaterra?

-No, pero un inglés que vive conmigo lo habla igual que yo. Y me entiende. Yo le digo: «Cenquiu». Y él me dice: «Very mach».

-¿Vive con un inglés?

-Vivimos cinco en un apartamento grande. Pero a partir de ahora, mi vida va a cambiar. Ya no tendré que ir por ahí solo. El título de mi nueva canción va a ser El pirata del Caribe. [Y me cae otra canción]

-¿Dónde se le ocurren estas canciones?

-Ja, ja. Ya me lo decía Santiago [Segura]: «Improvisa Cañita, que me gusta cuando improvisas». Es muy difícil, pero nadie improvisa como yo.

-¿Es verdad que antes trabajó en el muelle?

-Eso fue cuando trabajaba, hace muchos años. Arrastraba las cajas de pescado con un gancho.

-¿Y cómo dio el salto?

-El representante que tenía contrato con Chicho Ibáñez Serrador. Y ahí fue donde cogí la fama toda. Sentí la muerte de Chicho. Me apreciaba mucho.

-Lo de Chicho fue importante, pero lo de Torrente fue la bomba.

-Sí. Me siguen llamando por las seis mil pesetas de güisqui. Ahora vamos a cambiar de estilo en Torrente 6.

-¿Habla con frecuencia con Santiago Segura?

-Sí, una vez al mes.

-Lo habrá invitado a Coruña.

-Sí, ha estado en muchos bares. [Y los enumera todos]

-Y usted que canta en tantos idiomas...

-Sí, en muchos, en árabe, en catalán...

-¿Nunca en gallego?

-Canto en gallego la creación O caldo de María y Rema, rema, boga, boga. Y el villancico de la Navidad. Y no hay más, no arde más que la cera (sic).

-¿Nunca se casó?

-No. Tuve una chavala hace 15 años, Isabel. Y murió. En accidente de coche. La perdí para siempre. Yo he llorado y hasta estuve enfermo.

-Vaya, lo siento. Y usted que ha trabajado en la noche, en el cine... ¿cuál es la mujer más atractiva que ha conocido?

-Isabel. Era rubia y de ojos azules. Por eso le cantaba, «Isabel, que siempre yo te quise».

-¿Qué actor fue el que más le llamó la atención?

-El americano Alec Baldwin [No se pueden imaginar como lo pronuncia Cañita] se sacó una foto conmigo y me decía: «Gracias, Cañita». Como yo le hablé en inglés... Y como dice el otro, Dios los da y ellos se juntan.

-Trabajar con gente tan famosa...

-Sí, pero el más famoso de Coruña soy yo.

-Usted es buen aficionado al Dépor, ¿ascenderá este año?

-No creo. Lo veo muy difícil.

-¿Y usted quién le hace reír, alguien en la tele?

-Nah. A mí el que me hacía reír era Cantinflas.

-¿Sabe cocinar?

-Bueno, si tengo ganas, estoy solo y tengo cocina, hago de cocinar. Si estoy con gente, voy al restaurante. Pero ahora mi vida va a cambiar rotundamente

-¿Le gustaría vivir solo?

-No, solo no. Quiero algo de compañía. Con una o con uno que sea amigo mío. Me gustaría una que fuera buena como Isabel, pero eso es muy díficil.

-Por cierto, ha echado usted un poco de barriguita, ¿eh?

-Pero en cuanto falte un mes para la película [Torrente 6] me pongo a correr.

-¿Nunca se hizo un tatuaje?

-No. Yo esas tonterías no las hago.

-Dígame una canción. Una que no sea suya.

-Delilah, de Tom Jones.

-¿Qué es lo más importante en la vida?

-Ser honrado, honesto y humilde. Y saludar a la gente cuando te saludan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Cañita Brava: «Nadie improvisa como yo»