«Desde la alerta por sequía del año 2017 no hemos hecho los deberes»

Galicia afronta el verano con pocas posibilidades de que se repita un episodio de escasez como el de hace dos años


SANTIAGO / LA VOZ

En el año 2017, la escasez de precipitaciones puso en alerta por sequía a toda Galicia. Teresa Gutiérrez, ingeniera de Caminos, Canales y Puertos, y vinculada a la gestión del agua en la comunidad desde el año 2003, vivió muy de cerca aquella preocupante situación. Hoy, al frente del organismo público Augas de Galicia, vela por que no se repita.

-¿En qué condiciones enfrenta Galicia esta temporada estival?

-Estamos en una buena situación para enfrentar el verano. Los embalses están llenos, el nivel de las cuencas abastecidas por ríos está dentro de la normalidad, incluso un poco por encima de la media, excepto en las cuencas del norte que están un poquito desviadas hacia la baja. Y también tenemos un buen nivel en cuanto a las aguas subterráneas. Por tanto, estamos preparados, no vamos a tener un verano de sequía.

-¿Debemos temer más al otoño?

-Lo cierto es que en los últimos años el verano se está alargando y las condiciones estivales llegan hasta septiembre y octubre, dejándonos otoños secos. También es cierto que nuestros sistemas de almacenamiento de agua son pequeños, por lo que es difícil mantener niveles de agua suficientes para un período seco tan largo. Por eso siempre digo que los lemas sobre ahorrar agua y ser prudentes en el consumo ya no son consejos de cara al verano, sino que tenemos que tenerlos en cuenta todo el año y esforzarnos en hacer un uso del agua muy prudente y muy racional.

-¿Los gallegos ya se han concienciado de que el agua es un bien escaso, también aquí?

-Yo creo que existe la concienciación ciudadana, otra cosa es que se traduzca en hechos. La gente ha empezado a fijarse cuando compra un electrodoméstico si consume poca energía y poca agua. Incluso muchos han colocado dispositivos de ahorro de agua en los grifos. Pero la mayoría de la gente no sabe lo que consume, y sin saber cuánta agua gastas no puedes saber si es mucha o poca o si eres eficiente.

-¿Sería importante mejorar el uso del agua en los hogares?

-Es importante pero también es cierto que la capacidad de ahorrar de los hogares es pequeña. Hay también otros campos de mejora. Los usos industriales y agrícolas, por ejemplo. Ambos sectores están haciendo esfuerzos para ser más eficientes pero aún hay margen. También creo que hay una capacidad de ahorro muy grande en los usos municipales. Entre tener sistemas de riego optimizados y no, hay una diferencia enorme. Y luego están las redes de abastecimiento municipal que tienen un gran problema con pérdidas enormes.

-¿Si se repitiese la situación del 2017 estaríamos hoy más preparados para hacerle frente?

-Estamos algo más preparados pero nos queda mucho que hacer. Nosotros entonces ya teníamos un protocolo de sequía y nos sirvió para mucho. Pero nos hemos dado cuenta de que los ayuntamientos no tienen planes de sequía, pese a que el Plan Hidrológico Nacional del 2001 daba cuatro años para elaborarlos. Yo creo que desde el 2017 no hemos hecho los deberes, por eso hemos sacado una orden de ayudas para facilitar a los ayuntamientos la elaboración de planes. Son herramientas de pequeño coste pero muy importantes. Suponen tener un diagnóstico: saber de dónde se abastecen todos los vecinos, cómo están esas redes y planificar cómo mejorarlas. Segundo, definir los indicadores que nos dirán si entramos en una situación de peligro. Y ya por último, si llega la situación de sequía, tener definido cómo lo voy a solucionar, porque repartir botellas por las casas no basta.

-A la espera de esa radiografía que darán los planes ¿cuáles son las debilidades de las redes de abastecimiento gallegas?

-Por lo general la calidad no es un problema. La principal debilidad de las redes de titularidad municipal son las pérdidas. No están cuantificadas y no se sabe dónde se producen. Otro problema es que esas redes están poco instrumentadas, cuando un contador es algo muy barato y da información muy valiosa. En cuanto a las redes de autoabastecimiento, la principal debilidad es el desconocimiento. Muchas no están registradas en ningún sitio, con lo que no es posible controlar su calidad ni exactamente cuántos vecinos dependen de ellas.

«No depurar las aguas residuales daña a las futuras generaciones»

Más allá del abastecimiento, buena parte del trabajo de la directora de Augas de Galicia está volcada en la segunda parte del ciclo del agua, la centrada en la depuración del agua.

-¿Qué importancia tiene una buena gestión integral del ciclo?

-Nosotros usamos el agua, es un regalo de la naturaleza que tenemos, y nuestra obligación es devolverlo al medio casi en las mismas condiciones en que lo recogemos. Si no se completa este ciclo estamos haciendo daño al medio ambiente y a las siguientes generaciones. Lo que pasa es que la gente se preocupa por la primera parte, que el agua llegue a su casa en buenas condiciones pero ¿quién se preocupa por lo que pasa cuando se va por el desagüe? Y precisamente esa segunda parte del ciclo es la más complicada y la más cara, pero no estamos tan concienciados.

-¿Deben mejorar tanto los usuarios como la administración?

-El usuario tiene que concienciarse de que es su responsabilidad, que quien contamina paga, y que contaminamos con productos de limpieza, aceites que vertemos, toallitas, celulosa... Pero es sobre todo un tema de gestión y en este caso la administración competente son los ayuntamientos. Y ahí hay muchas diferencias. Los hay que intentan hacer una buena gestión y los hay que miran para otro lado, que les entregas una depuradora y un par de años después la tienen parada. Luego nos gusta colgarnos la bandera de ecológicos, nos gusta tener playas con bandera azul, queremos tener bancos marisqueros de calidad, queremos paisajes que estén bien, ríos que estén limpios... y para todo eso la gestión del ciclo urbano del agua es fundamental. La Xunta y la UE fueron muy proactivas en que tuviéramos buenos sistemas de saneamiento pero esos sistemas hay que explotarlos, mantenerlos y tener la hucha preparada para cuando se queden obsoletos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Desde la alerta por sequía del año 2017 no hemos hecho los deberes»