Un dictamen deontológico avala a los médicos que exigen límites al número de pacientes en la consulta


Santiago / La Voz

Los médicos de atención de primaria de Vigo plantearon hace meses la posibilidad de limitar el número de pacientes no urgentes por consulta, para desarrollar su práctica profesional con mayor calidad y eficiencia. Al Sergas no le gustó nada esta propuesta, porque supondría una pérdida de derechos de los ciudadanos al aparecer listas de espera en los centros de salud. Es más, desde Sanidade se sugirió incluso que podría haber sanciones a los facultativos que lo hiciesen.

Los colegios médicos de Galicia consideran que esta es una de sus competencias, por lo que han encargado un dictamen sobre este debate ético a las comisiones deontológicas de las cuatro entidades colegiales, formadas por profesionales independientes y de prestigio, con formación en cuestiones éticas y deontológicas. Y el dictamen avala claramente a los médicos que defienden el límite de pacientes. «La Administración sanitaria no puede obligar al médico a realizar su actividad profesional sin el tiempo necesario para que esta se desarrolle en condiciones idóneas», dice. Y ello -respaldan las comisiones deontológicas- puede implicar la limitación del número de pacientes no urgentes a los que asistir en la jornada laboral.

Para los colegios médicos es una obligación de la Administración y no del médico buscar soluciones para que los pacientes sean atendidos en tiempo y forma. «Desde el Consello Galego creemos que las medidas adoptadas hasta este momento por el Sergas son insuficientes para afrontar la situación actual y la de los próximos años, tanto en la atención primaria como en los hospitales», dicen.

El dictamen también da un tirón de orejas a los médicos que tienen funciones directivas, ya que deben velar para que las prestaciones se adapten a las auténticas necesidades de la población, evitando que se ofrezcan servicios sin dotación de medios.

Por ello avalan la limitación del número de pacientes no urgentes en los centros de salud y ven «deontológicamente inaceptables» las manifestaciones del Sergas en las que se culpa a los médicos por una eventual pérdida de derechos. En realidad, y aunque hay variabilidad en la gestión de agendas, los médicos no tienen excesiva autonomía para poner coto al número de pacientes. Sí podrían hacerlo los jefes de servicio, y así se pretendía en Vigo, pero las gerencias podrían tomar medidas.

Objetivo, 30 por día

El Sergas asegura que el acuerdo entre colegios médicos, sociedades científicas y consellería del pasado mes de marzo busca dar solución a este exceso de demanda que sufren algunos centros de salud, fijándose el objetivo de 30 pacientes por jornada. Una de las medidas más importantes es la creación de 80 plazas de médicos de familia para ajustar los cupos de los profesionales más saturados, en concreto los que tienen más de 1.400 pacientes asignados: estas plazas se incorporarán entre el 2019 y el 2021. La otra se refiere al nuevo contrato de continuidad, que permite a los facultativos conocer con anterioridad su actividad.

EL TIEMPO LO FIJA EL MÉDICO

Necesidades del paciente. Es el médico quien decide con su criterio profesional el tiempo que necesita para cada paciente. Sanidade no puede obligarle a hacer su actividad sin tiempo.

Buscar soluciones

Es papel de la Administración. Es la que debe buscar soluciones para que todos los pacientes sean atendidos en tiempo y forma, con recursos humanos proporcionales.

Deber ético

Denunciar deficiencias. El informe asegura que los jefes de servicio del área de Vigo que denunciaron las deficiencias han cumplido con su deber ético y deontológico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un dictamen deontológico avala a los médicos que exigen límites al número de pacientes en la consulta