Fernando Blanco, siete años imputado por De Lara: «É evidente que a xustiza chega tarde»

El exconselleiro del BNG pide que se abra una «reflexión» sobre la exigencia de que dimitan los políticos imputados


santiago / la voz

Más de siete años, casi ocho, ha estado imputado Fernando Blanco por la jueza de Lugo Pilar de Lara en una investigación derivada de la operación Campeón. En todo este tiempo, el exconselleiro de Industria ha preferido estar callado, silencio que ha roto ahora porque considera injustificable que la instrucción se haya dilatado tanto. «É evidente que, despois de sete anos, a xustiza chega tarde», reflexiona el que fue diputado autonómico por el BNG y tuvo que dimitir en el 2011 tras conocerse su investigación judicial.

Para Evaristo Nogueira, uno de los abogados que ha defendido a Blanco, el exconselleiro es «o paradigma da pena de banquillo», porque su imputación durante casi ocho años le ha supuesto «consecuencias políticas e persoais irreparables».

Su otro letrado, Xoán Antón Pérez-Lema, considera injustificable que Fernando Blanco haya estado imputado todo este tiempo. «A finais do 2011 xa achegamos probas documentais de que a liña que seguía a investigación ía errada», señaló. Sin embargo, el archivo de la imputación ha tardado siete años más en llegar y no fue la controvertida jueza de Lugo la que tomó esa decisión, sino la Audiencia Provincial, que corrigió a De Lara.

Blanco no ha querido cargar directamente contra la magistrada. «Nin coñezo a xuíza, xa que nunca falei con ela, nin me chamou a declarar», señala. Tampoco sus abogados, aunque Pérez-Lema sí ha dicho que en este procedimiento «houbo características moi específicas».

Lo que sí reclaman el exconselleiro del BNG y sus letrados es que el Estado tome medidas para que no siga habiendo instrucciones tan largas. «O que me resarciría sería que isto non volva suceder», afirma Blanco, que también cree que, tras ver lo que ha sucedido en su caso, los partidos tienen que reflexionar sobre la exigencia de dimisión a los políticos que son imputados. Es sencillo acabar investigado, teniendo en cuenta que el 95 % de las demandas son admitidas a trámite, por lo que advierte que se «pode usar a Xustiza como unha arma política no caso de que haxa alguén a quen non lle gusten os resultados electorais». Y se pone él mismo como ejemplo: «Eu estiven inhabilitado case que oito anos en termos políticos»

Liñares se ve víctima de De Lara

También habló ayer otro imputado por Pilar de Lara, Francisco Fernández Liñares. El exconcejal lucense y expresidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil es uno de los principales investigados en la operación Pokémon, y no solo asegura que es «absolutamente inocente», sino que considera «evidente» que es una víctima de la controvertida jueza, que va a ser investigada por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por presuntos retrasos injustificados o por aparentar más carga de trabajo de la real.

Para Liñares, investigado por cohecho y tráfico de influencias desde que fue detenido en el 2012, no es un problema del sistema judicial, que ve «bueno», sino de esta instrucción de Pilar de Lara, porque «las personas de la Justicia son humanas y pueden cometer algún error», asegura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Fernando Blanco, siete años imputado por De Lara: «É evidente que a xustiza chega tarde»