La USC baja posiciones pero se mantiene entre las 500 mejores

El ránking de Shanghái sitúa a Vigo entre las primeras 600


santiago / la vozredacción / la voz

Es uno de los más antiguos -comenzó a publicarse hace quince años- y, aunque nació para conocer la posición de las universidades chinas, se ha convertido en uno de los más prestigiosos de todos cuantos se publican. Dos universidades gallegas repiten otra vez en esta clasificación. La Universidade de Vigo se mantiene en la misma horquilla del año pasado, entre la posición 500 y la 600, y la de Santiago, pese a caer en la lista, continúa entre las 500 primeras. Si en la clasificación del 2017 estaba entre el puesto 301 y el 400, este año se encuentra entre el 401 y el 500.

Solo diez universidades españolas están entre las 500 mejores y ninguna de ellas alcanza el top cien. La mejor clasificada, la Universidad de Barcelona, se queda entre el puesto 150 y el 200. España pierde una universidad entre las 500 mejores con respecto al año pasado. La Jaume I cae por debajo del puesto 500, la misma horquilla en la que se encuentra la Universidade de Vigo, que no está por encima del puesto 500 desde el 2012.

La USC tiene una trayectoria más larga en el ránking de Shanghái. Entró entre las 500 mejores por primera vez en el año 2004, pero decayó de la lista hasta el 2009. Se mantuvo entre el puesto 400 y el 500 hasta el 2011, año en el que volvió a salir del ránking para regresar tres años después. Las mejores posiciones las ha obtenido en los años 2016 y 2017, cuanto se colocó entre las 400 mejores.

Teniendo en cuenta la posición relativa de las universidades españolas, la USC se encuentra entre las diez mejores, aunque el puesto es un poco peor que el del año pasado, cuando se ubicaba entre la posición 4 y 7. En su misma horquilla -entre los puestos 400 y 500- están también la Universidad de Valencia y la Politécnica de Valencia. Por debajo de la compostelana hay otras 23 instituciones españolas de enseñanza superior, y una de ellas, la Universidad de Navarra, es la única privada que para el corte del ránking de Shanghái, que analiza los datos de unas 1.500 universidades. 

Así se hace

Pero, ¿qué analiza? Principalmente, los resultados de investigación y la calidad de los docentes. Entre los criterios que se toman en consideración para elaborar el ránking está el número de publicaciones en las revistas Science y Nature y el número de investigadores altamente citados -es decir, cuya investigación es de gran impacto-, así como el número de artículos que aparecen en los índices Science Citation Index-Expanded y Social Science Citation Index. Esos criterios, junto con el número de profesores que han ganado un Nobel o una medalla Fields -considerada el Nobel de Matemáticas- son un 20 % de la puntuación final, a la que hay que sumar que también se tiene en cuenta el número de estudiantes que luego alcanzaron un Nobel y el rendimiento per cápita de los docentes. Estos criterios suponen un diez por ciento cada uno.

La Conferencia de Rectores elaboró hace unos meses un documento que analiza por qué las universidades españolas tienen la posición que tienen en los ránkings y, según los datos que manejaban, España era el décimo país con más universidades entre las 800 mejores del mundo según el ránking de Shanghái. Un ránking que «simplifica» los indicadores de calidad del alumnado y del profesorado hasta el punto de que solo se tiene en cuenta cuántos han ganado un premio Nobel o una medalla Fields.

De nuevo, el dominio de las universidades estadounidenses es abrumador, con ocho instituciones norteamericanas -Harvard, Stanford, el MIT, la Universidad de Berkeley, Princeton, Columbia, el CalTech y Chicago- copando los diez primeros puestos. Las otras dos son británicas. Cambridge se coloca en tercer lugar y Oxford en séptima posición. Hay que descender hasta el decimonoveno puesto para encontrar una institución que no sea anglosajona. En ese puesto es donde se puede encontrar al Instituto Federal Suizo de Tecnología de Zúrich.

Sin embargo, según un informe del World Economic Forum, un joven español tiene el doble de oportunidades de estudiar en una de las mil mejores universidades del mundo que uno estadounidense.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La USC baja posiciones pero se mantiene entre las 500 mejores