Una enfermera eventual denuncia que se vio obligada a hacer 31 horas de un tirón

Cubre contratos en varios centros de salud  (Seixo-Marín, Bueu y Vilaboa).

.

pontevedra / la voz

Una enfermera eventual del Sergas presentó un escrito de queja en Pontevedra porque afirma que se vio obligada a trabajar 31 horas seguidas al encadenar su turno de mañana (de 8 a 15 horas) con una guardia de tarde-noche (de 15 a 8 horas). Según explica S. P. G., está cubriendo un bloque de contratos de tres meses de duración en varios centros de salud (Seixo-Marín, Bueu y Vilaboa). Una vinculación laboral de mañana, de lunes a viernes, que incluía alguna guardia los sábados de mañana, de 8 a 15 horas, en los PAC correspondientes.

Los hechos que denuncia tuvieron lugar el 26 de julio. Al llegar a casa después de su jornada laboral, desde llamamientos le dicen que tiene que volver al centro de salud de Bueu para cubrir una guardia de tarde-noche. «Me dijeron que estaba obligada a hacer esta guardia ya que la persona a la que estoy cubriendo sí las hace. Esas guardias son voluntarias y tuve que trabajar desde las 8 horas del jueves hasta las 15 horas del viernes 27 de julio, sin comer, sin previo aviso y sin especificar nada en mi contrato», subrayó la afectada. El sindicato Prosagal afirmó este lunes que este caso es un «abuso de contratación». Desde el Sergas apuntaron que el de la enfermera es un contrato de sustitución de una titular que tenía programado efectuar una guardia voluntaria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
36 votos
Comentarios

Una enfermera eventual denuncia que se vio obligada a hacer 31 horas de un tirón