Muy «mayores» para adoptar un cachorro

Una perrera ourensana impide a un matrimonio de 85 años hacerse cargo de un animal


ourense / la voz

«Só quería un canciño e non mo deron por ser eu vello». Así resume Nelson Rodríguez, un vecino de 85 años del concello de Nogueira de Ramuín, su experiencia en la perrera de la capital ourensana, dependiente del Concello y gestionada por la protectora Progape.

El pasado martes, acompañado de un sobrino, acudió a la perrera. «A min e á miña muller gústannos moito os animais, e como tanta propaganda fan da protectora foi polo que pensamos en ir alá a por un», relata. A su llegada enseguida se fijó en uno de los perros. «Entramos nunha das gaiolas da canceira onde había uns vinte cans. E enseguida un veu ata nós. Era pequeno, tiña algo máis dun ano e parecía dócil. Pareceunos ben. Alí había unha rapaza e dixémosllo. Pagamos 95 euros, cubrimos os papeis e fomos ata o veterinario que nos dixeron para pórlle o chip. Alá fomos. E alí comezou a lea». Según explican, alguien de la perrera había llamado a la clínica para que le dijeran que ese perro no se lo podían llevar. «Dixéronnos que ese can non podía ser, que tiñamos que levar un can vello, que ese novo non era para nós», relata. Nelson y su mujer Concepción afirmaban este jueves que solo querían un animal de compañía: «Eu sigo querendo un can, pero xa lle dixen: alí agora non vou nin louco. Que vaias ata o veterinario e que o fagan levar para devolver... non hai nome para iso», explica. Lo acompañó un sobrino que en un primer momento tuvo que comprometerse a quedarse con el animal en caso de que el matrimonio no pudiera cuidarlo. Pero no fue suficiente. «Nós preferimos un can que non sexa maior porque é máis doado de dominar. Se é pequeno podemos educalo á nosa maneira, e se é vello non hai forma. Á miña muller gústalle pasealo polo lugar e non queremos que haxa problemas e escape. Alí [en la perrera] hai moitos cans que será mellor que estean con alguén que os coide», explica el hombre, que asegura que fueron tratados con desprecio.

La presidenta de Progape, Area Gil, explica que no entregan cachorros o perros de un año a personas mayores -aunque no especifica la edad- a no ser que otra persona joven se comprometa a hacerse cargo. «Si en seis o siete años no pueden... ¿qué hacemos con los perros?», se pregunta. Y explica que para conceder la adopción pasan por una entrevista previa. En el caso de Nelson y Concepción, dice que fue una vez en el veterinario cuando se enteraron de que ya se les había perdido un perro y que esa fue otra de las razones que los llevó a denegarles la adopción. «Preferimos que esté aquí a que se les pueda escapar y lo atropelle un coche», indicaba este jueves Area Gil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
44 votos
Comentarios

Muy «mayores» para adoptar un cachorro