La huelga también golpea a la Fiscalía

José Manuel Pan
josé manuel pan REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

xoán á. soler

Causas en fase de instrucción y miles de trámites están bloqueados por el paro de los funcionarios

20 feb 2018 . Actualizado a las 07:41 h.

La huelga en la Justicia mantiene paralizada la actividad de los juzgados de toda Galicia. El bloqueo es prácticamente total en toda la Administración judicial, mientras Xunta y sindicatos no consiguen acercar posturas. La Fiscalía es uno de los departamentos que está sufriendo las consecuencias del paro de los funcionarios de Xustiza. Miles de trámites están paralizados porque no se envían las notificaciones y comunicaciones entre los juzgados y los fiscales. La Fiscalía está afectada en la misma medida que el resto de los departamentos de la Administración judicial y eso se plasma, por ejemplo, en el bloqueo de muchas causas en fase de instrucción, que están paralizadas porque faltan trámites esenciales para poder continuar con las investigaciones.

Es el caso, por ejemplo, de la toma de declaraciones a testigos en las que tienen que estar presentes los fiscales y que ahora no se pueden realizar porque no se han gestionado las notificaciones ni las comunicaciones a las partes. Pero además hay un buen número de diligencias de investigación que se tienen que practicar desde la Fiscalía y que tampoco se están llevando a cabo al no poder cumplimentarse los trámites necesarios. En muchos de los casos se trata de informes o dictámenes encargados por los jueces y que no se pueden gestionar debido a la huelga de los funcionarios de Xustiza encargados de la realización de las tramitaciones.

Los grandes perjudicados por el bloqueo de esos procedimientos judiciales están siendo los ciudadanos, que ven cómo se suspenden juicios y se frenan trámites que en ocasiones llegan a suponer graves perjuicios económicos y sociales para miles de personas. Son ya once días de huelga y las posturas siguen muy enfrentadas, por lo que la situación podría empeorar todavía más si no se llega pronto a un acuerdo que ponga fin al conflicto, que tiene a la Justicia contra las cuerdas.