Los últimos fuegos en Galicia arrasaron más de 1.300 hectáreas de monte

Los servicios de extinción han conseguido controlar en las últimas horas los incendios de Castro Caldelas, Chandrexa de Queixa, Monterrei, Montederramo y Cervantes


Redacción

Los servicios de extinción continúan trabajando en Galicia en ocho fuegos que permanecen activos, aunque en su mayor parte controlados o estabilizados, y que han afectado a más de 1.300 hectáreas. La conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, destacó durante el jueves que la jornada la jornada fue tranquila después de tres intensos días con multitud de incendios en Galicia.

En este escenario, la conselleira lamentó el carácter intencionado de muchos de los fuegos. Explicó que prueba de ello es que «hubo tres intentonas en la misma zona en dos días», refiriéndose a los incendios registrados en la localidad lucense de Cervantes y recalcó que «eso no es casualidad» ya que se trata de una zona que presenta «grandes dificultades para acceder» y a la que únicamente se puede llegar a pie. Además, lamentó que los medios aéreos no pudiesen actuar por culpa de la niebla.

Ante esta situación, pide colaboración por parte de los vecinos de Cervantes, y también a los de municipios como Pantón y Agolada, en los que «continuamente salen focos», explicó. 

A primera hora del viernes, permanecían controlados cinco fuegos, mientras que el de Folgoso do Courel, con una afectación de 35 hectáreas, quedó estabilizado durante la tarde del jueves.

El incendio registrado en la parroquia de O Burgo, en el municipio ourensano de Castro Caldelas, afecta a 265 hectáreas. También están controlados en esta provincia el incendio que se inició el miércoles en Chandrexa de Queixa y que alcanza ya las 369 hectáreas, y el de Monterrei, con 350 hectáreas afectadas.

Los dos fuegos iniciados a lo largo del lunes en el municipio lucense de Cervantes también quedaron controlados durante la tarde del jueves tras arrasar alrededor de 100 hectáreas. 

Medio Rural informó en su último parte el jueves de la extinción de dos fuegos; el que afectó a la parroquia de Nebra en el término coruñés de Porto do Son y que quemó a algo más de 20 hectáreas, y el de A Pobra de Trives, con otras 20 hectáreas arrasadas. A primera hora de este viernes quedó extinguido también el fuego que se inició el jueves en Palas de Rei, concretamente en la parroquia de Pambre, tras quemar 51 hectáreas forestales y 5 hectáreas agrícolas.

Este viernes quedó extinguido también el fuego que el lunes se inició en Montederramo con una afectación final de 42 hectáreas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Los últimos fuegos en Galicia arrasaron más de 1.300 hectáreas de monte