«As estradas con sombras son criminais, precisan moito sal»

En directo con el conductor de una máquina esparcidora de sal en uno de los doce silos que tiene la Diputación de Lugo para acumulación de sal

Las carreteras lucenses, preparadas para el frío siberiano La llegada del aire siberiano pone en alerta a los servicios de conservación de carreteras. En Lugo, la Diputación ya tiene todo listo para combatir los efectos del frío polar

LUGO /LA VOZ

Martes 17 de enero. Son las siete de la tarde. Está activada la alerta por bajas temperaturas en el centro y el sur de la provincia de Lugo. Nos citamos con una máquina esparcidora de sal en uno de los doce silos que tiene la Diputación de Lugo para acumulación de sal. Tienen una capacidad de 35 toneladas. Luis, uno de los 14 operarios, carga la sal y arrancamos en dirección a Castro de Rei. En un aparato instalado a la altura de la radio, Luis prepara el reparto de sal. «Programamos os metros de carreteras que colle, podes anchear ou estreitar; e tamén os gramos por metro cadrado que botamos», indicó. Amenazan las heladas y por eso la Diputación activa su protocolo de prevención de hielo y despliega sus medios. Dos máquinas con cuña; dos tractores adaptados con salero y cuña; dos pick up adaptadas con cuña y salero; también dos vehículos de apoyo con medios mecánicos. Además de esta artillería, la empresa que atiende dos zonas de la provincia tendrá que disponer del doble de medios. Y si la meteorología se complica, la entidad provincial también dispone de medios en su parque móvil para reforzar. Toda esta maquinaria para evitar la formación de placas de hielo. «As estradas con sombras son criminais, precisan moito sal. Onde non hai humidade, non fai falta botar moita», indica Luis, quien explica: «Activamos o preventivo de xeo, que consiste no estendido de sal antes do inicio do episodio climatolóxico adverso. Deste xeito redúcese a posibilidade de formación de xeo. Unha vez detectada a presenza de xeo no pavimento, botamos sal con maiores dotacións para eliminar as placas», resume. La noche se prevé dura y hay que andar. Nada más y nada menos que 4.200 kilómetros, la mayor extensión de carreteras de una entidad local en España. Para este tipo de trabajo, la Diputación divide la red viaria en ocho zonas que cubren los 67 concellos lucenses. Las siete empresas que trabajan para el organismo atienden una extensión viaria por término medio de unos 530 kilómetros, excepto una que tiene que hacer frente a unos 1.060 kilómetros. Un intenso trabajo para velar por la seguridad de todos los conductores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«As estradas con sombras son criminais, precisan moito sal»