Guerra total en la cúpula del PSdeG

Los críticos cuestionan a Leiceaga como portavoz parlamentario y desde la gestora gallega afean la gestión de Abel Caballero al frente de la FEMP y piden su dimisión

Sectores dentro del grupo parlamentario del PSdeG Sectores dentro del grupo parlamentario del PSdeG

Santiago / La Voz

Desde Vigo reclamaron varias veces la dimisión de la presidenta de la gestora del PSdeG, la diputada Pilar Cancela, y el viernes reorientaron sus dardos hacia el candidato a la Xunta y cabeza de lista por A Coruña: Xoaquín Fernández Leiceaga, al que acusan de autonombrarse portavoz en el Parlamento. Pero esta vez, desde la dirección del partido reaccionaron con munición que apunta hacia el regidor de Vigo, Abel Caballero, al que afean su gestión con los pequeños concellos desde la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y piden que dimita como el alcalde de alcaldes de España.

El pulso por hacerse con el control del PSOE gallego se ha recrudecido de tal manera en los últimos días, especialmente después de que Pedro Sánchez fuera derribado de la secretaría general, que la fuga de militantes amenaza con convertirse en masiva y las heridas internas pueden quedar abiertas durante muchos años.

La nueva escalada de la guerra total que se libra en el seno del PSdeG se produjo después de que sus catorce diputados autonómicos recogieran las credenciales para ocupar sus respectivos escaños en el pazo de O Hórreo y mantuvieran la primera reunión con Xoaquín Fernández Leiceaga, que anunció su intención de ejercer como portavoz, en consonancia con la voluntad expresada por la dirección provisional del partido en Galicia.

No obstante, el sector crítico cuestionó que Leiceaga asuma esta responsabilidad. El secretario general del partido en la provincia de Pontevedra, Santos Héctor Rodríguez, que a la vez es concejal con Abel Caballero en Vigo, rechazó en un comunicado el «autonombramiento» del diputado compostelano como portavoz del grupo e incluso que convocara a una reunión a todos los parlamentarios socialistas, labor que, según el dirigente vigués, «le corresponde a otros órganos del partido».

La contestación de Vigo y los críticos hacia Leiceaga, al que no apoyaron en las elecciones primarias celebradas en mayo, puede acabar desatando en el grupo socialista una crisis similar a la de la Navidad del año 2010. Entonces fue Pachi Vázquez el que se encargó de destituir a Leiceaga como portavoz parlamentario, aprovechando el desmarque que hizo Abel Losada, que fue recompensado con el puesto. El destino quiso que tanto Leiceaga como Losada vuelvan a coincidir ahora en O Hórreo como diputados y como rivales.

Nueva reunión de los críticos

Con todo, Leiceaga parece tener el respaldo mayoritario del grupo para ejercer como portavoz. Pero Abel Losada -que volvió a participar en una reunión de los críticos en el restaurante Paz Nogueira de Santiago- vuelve a emerger como la alternativa más factible, pues sumaría el apoyo de los diputados menos afines al candidato a la Xunta, como el ourensano Raúl Fernández o la pontevedresa María Pierres. Y a ellos se podrían sumar aquellos que no quieren que Leiceaga se consolide como referencia, debido a que esperan por el regreso de Gómez Besteiro, el último secretario general del PSdeG, que se vio obligado a saltar del cargo en marzo tras ser imputado por una decena de delitos en dos causas diferentes vinculadas con la corrupción política.

Quien deberá terciar ahora en la composición del grupo es la gestora del PSdeG, como máxima autoridad del partido. Desde este órgano se pronunció ayer uno de sus miembros, Manuel Mirás, alcalde de Oroso. Lo hizo para responder con un duro ataque contra Abel Caballero.

Mirás contestó a «eses do sur», como el alcalde de Vigo, que defiende un cambio de la gestora gallega debido a que fue nombrada por la ejecutiva de Pedro Sánchez. «Había que cambialo a el da FEMP», dijo sobre Caballero, tras recordar que también fue propuesto para el cargo por Pedro Sánchez. «Que sexa coherente e que dimita», añadió Manuel Mirás, antes de remarcar que la gestión de Caballero en la FEMP «non é nada boa», especialmente para los concellos pequeños como el de Oroso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Guerra total en la cúpula del PSdeG