Denise ya tiene su compostela

Lino Schifano completó ayer el camino que realizó en nombre de la peregrina asesinada hace un año

Los pasos que Denise no pudo dar En marzo del 2015, la estadounidense Denise Pikka comenzó el Camino de Santiago. Nunca lo completó. Durante la ruta fue brutalmente asesinada. Algunos de los peregrinos que la conocieron han vuelto al Camino en su honor.

Redacción / La Voz

«Ella llegó». Con dos palabras resumía el peregrino italiano Lino Schifano su emoción poco después de llegar a Compostela y completar la peregrinación que cinco semanas atrás había iniciado en nombre de Denise Pikka Thiem. Con ella había coincidido hace poco más de un año cuando ambos recorrían el Camino, días antes de que la mujer estadounidense, que tenía 41 años, desapareciese en las inmediaciones de Astorga y fuese asesinada.

«Ahora estoy más tranquilo. Para nosotros los amigos fue casi una fiesta que terminase el Camino», decía ya en Santiago. Los amigos a los que se refiere son los miembros de un grupo de Facebook creado por varias personas que se conocieron en el Camino hace un año. A través de ese grupo supieron de la desaparición de Denise, con la que también habían coincidido, y trataron de ayudar en su búsqueda. A través de él la homenajearon en el primer aniversario de su muerte y a través de él animaron a Lino en su nueva ruta. Por eso ayer Lino hablaba en plural: «Estamos muy contentos».

Schifano había iniciado en Saint Jean Pied de Port, en la frontera con Francia, su peregrinación. No quiso hacerlo en Pamplona, de donde había salido Denise, porque «quería que fuese algo nuevo, un viaje nuevo, diferente». A los pies de los Pirineos estrenó Lino la credencial de peregrinación vicaria -que permite que otra persona sustituya a quien no puede realizar la ruta- en nombre de Denise. Paso a paso y sello a sello este trabajador de la sanidad italiano completó el itinerario que le permitió ayer obtener la compostela en nombre de Denise. Le hubiese gustado que el documento «pusiese solo su nombre, pero el vicario dijo que no podía ser, que tenían que estar los dos». El día 5, cuando se cumplía el aniversario de la desaparición de la estadounidense, Lino y otras dos compañeras que habían coincidido con Denise organizaron una misa en Astorga en su memoria. La llegada a Santiago ayer coincidió con otra fecha importante: era el mismo día en el que Denise Thiem hubiese completado su peregrinación, un año atrás, si su asesino no lo hubiese impedido.

Durante algunos tramos del Camino acompañaron a Lino otros peregrinos que habían compartido su ruta con la americana, pero ninguno de ellos pudo acompañar a Schifano en su llegada a Santiago: «Es complicadísimo coincidir», dice.

Lino visitará estos días A Coruña, donde tiene amigos, y regresará a Italia: «El lunes tengo que trabajar», dice. Retomará su vida con la satisfacción del reto cumplido y de haber brindado un bonito homenaje a Denise. No ha sido fácil: «El tiempo, madre mía, hubo de todo: lluvia, viento, nieve. Me ha puesto a prueba el Camino esta vez». Prueba, desde luego, superada.

Mientras, el presunto asesino de Denise Thiem, Miguel Ángel Muñoz, espera en la cárcel la fecha del juicio. Fue detenido en Asturias en el mes de septiembre, meses después de la desaparición de la mujer, y acompañó a la policía al lugar donde se encontraba su cuerpo. En aquel momento reconoció haber golpeado a Denise. Ahora lo niega. En febrero los restos de la peregrina fueron entregados a su familia y repatriados.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
8 votos
Comentarios

Denise ya tiene su compostela