El Camino Francés se multiplica

Jorge Casanova
Jorge Casanova MELIDE / LA VOZ

GALICIA

sandoval

La nueva señalización en la ruta jacobea incluye casi 30 trazados alternativos

22 mar 2016 . Actualizado a las 11:56 h.

«Camino solo hay uno. Lo demás es picaresca», asegura con rotundidad Dolores, una hospedera del último tramo de la ruta jacobea con más de 24 años de experiencia al pie del camino. Pero Dolores se equivoca. Cuando finalice la instalación de la nueva señalización, cualquier peregrino que entre en Galicia por el Camino Francés se encontrará con una doble flecha amarilla casi treinta veces y muy pocos elementos de juicio para decidir por qué ruta seguir. Todas las alternativas son válidas; todas llevan a Compostela. Unas son más largas y otras más cortas; unas muy bonitas y otras no tanto. Todas estas bifurcaciones tienen el marchamo de la señalización oficial. ¿Por cuál tirar?

Los nuevos mojones incluyen la vieira amarilla en su parte superior y una leyenda en la que se marca la distancia que resta para llegar a Santiago. Cuando la señalización es doble, el Camino que propone la Xunta marca la distancia en kilómetros y el otro mojón incluye la leyenda «C. Complementario». La interpretación es complicada: «Yo he cogido siempre el Camino complementario», explicaba esta semana Javier, un argentino de 35 años que ya estaba llegando a Arzúa: «Entiendo que si hay una ruta complementaria es porque el Camino normal está en obras».

La respuesta que se dio este peregrino tiene su lógica pero está errada. «O trazado principal discorre na súa práctica totalidade polo camiño tradicional, herdeiro vivo do antigo camiño medieval, agás naqueles puntos nos que está perdido ou é irrecuperable. Para estes casos fixouse un trazado alternativo, acorde cos valores inmateriais asociados ao camiño, tendo en conta aspectos relativos á súa calidade ambiental, condicións construtivas e lóxica territorial en xeral», explica la Consellería de Cultura, responsable de la nueva delimitación, aprobada ya en 2011. Los caminos complementarios o con vestigios históricos son explicados así: «Trátase de rutas que permiten o acceso do peregrino a lugares significativos, treitos perdidos da ruta dos que aínda se conservan trazas».