Las chimeneas de la térmica de Sabón serán derribadas el próximo otoño

Elena Silveira
elena silveira ARTEIXO / LA VOZ

GALICIA

El derribo de la chimenea ártabra
Ayerra

Gas Natural Fenosa decidió eliminar el icono industrial de la comarca coruñesa

28 feb 2016 . Actualizado a las 11:19 h.

La central térmica de Sabón se comenzó a construir en abril de 1972. Fue todo un hito para el municipio de Arteixo, pero también un revulsivo para la industria coruñesa y un referente para toda la comarca. De hecho, con los años, las «chimeneas» se convirtieron en un icono gravado en el imaginario social y todo el mundo acabó asociándolas con la playa de Alba y con el polígono industrial de Sabón. Ahora, tras más de 30 años de actividad, las chimeneas están condenadas a desaparecer.

Inicio de las obras en enero

Gas Natural Fenosa inició las labores de desmantelamiento en enero. Será un trabajo lento, minucioso y bajo unas medidas de seguridad extremas. De hecho, la empresa estima que las obras se prolongarán, según las previsiones, hasta octubre del 2017. Y es que no solo se demolerán las dos chimeneas, de 200 y 70 metros de altura respectivamente. También se derribará el resto de instalaciones de la central de fuelóleo que incluyen varios tanques de combustible, una subestación eléctrica e incluso una nave polideportiva.

El faraónico proyecto costará más de 6,5 millones de euros y, aunque inicialmente estaba previsto que se ejecutase en dos años y medio, finalmente se podrá reducir el plazo hasta menos de dos años. Desde Gas Natural Fenosa reconocieron que los trabajos se iniciaron con algo de retraso debido a ciertos imprevistos. En este sentido, aclararon que obtuvieron la licencia municipal de obras en enero del 2015 y que, en seguida, se contrató mediante licitación la ejecución de los trabajos a la empresa Detecsa. Sin embargo, esta firma entró en concurso de acreedores, paralizando el proceso. Ello obligó a Gas Natural Fenosa a reconducir el proceso anulando el contrato firmado en su día y adjudicando de nuevo los trabajos a la empresa cuya oferta quedó clasificada en segunda posición, es decir, la empresa Afesa Medio Ambiente S. A.