Los padres podrán utilizar el cheque bebé también para comprar las vacunas de pago

Unas 17.000 familias recibirán en el 2016 la nueva ayuda infantil de cien euros al mes

La natalidad en Galicia La natalidad en Galicia

santiago / la voz

Doce horas antes de que comience la campaña electoral del 20D, el Consello de la Xunta aprobará mañana el popularmente conocido como cheque bebé. Las condiciones con las que esta iniciativa saldrá adelante mejoran las inicialmente anunciadas, tanto en lo cualitativo como en lo cuantitativo. Porque de la medida se beneficiarán todas las familias calculadas en principio más otras mil: redondeando, 17.000 en el 2016. Y porque la ayuda podrá destinarse a usos hasta ahora no previstos; por ejemplo, a comprar vacunas excluidas del calendario oficial, como la de la meningitis B o la del rotavirus.

¿Quién tendrá derecho a obtener este apoyo?

Lo cobrarán todos aquellos hogares con rentas por debajo de los 45.000 euros en conjunto o bien de los 13.500 por cabeza, un doble criterio introducido para evitar que se queden fuera del sistema muchas familias numerosas y varias monoparentales con ingresos considerados medios. Para fijar los posibles de cada quien, la Consellería de Política Social no recurrirá ni a las percepciones brutas ni las netas, sino al dato que resulte de sumar en la declaración del 2014 la base imponible general y la de ahorro. En caso de no haberla presentado el solicitante, para comprobar la licitud de su petición se manejarán cifras validadas por la Agencia Tributaria. Con estas reglas y revisando la información almacenada por el Instituto Galego de Estatística (IGE), el Ejecutivo autónomo concluye que la iniciativa amparará aproximadamente a un 85 % de los críos que vengan al mundo a lo largo del próximo año: entre 16.700 y 17.500, traducido a números absolutos.

¿En qué consistirá la aportación exactamente?

Los padres de los bebés nacidos a partir del 1 de enero que cumplan los requisitos exigidos obtendrán una especie de tarjeta bancaria, nada de ingresos en cuenta ni bonos canjeables por efectivo. Cada mes, durante 12 desde la fecha de concesión de la ayuda, la Xunta cargará en esos dispositivos cien euros acumulables. Es decir, si una familia gasta solo 45 en las cuatro primeras semanas, llegará a la quinta con un saldo de 155. Eso sí, transcurridos 365 días desde el momento de la aprobación del apoyo, todo el dinero no dispuesto desaparecerá de manera automática.

¿Para qué podrá emplearse el dinero?

Cuando avanzó el lanzamiento de esta aportación pública, en el último debate sobre el estado de la autonomía, celebrado en octubre, Alberto Núñez Feijoo había circunscrito el empleo de la subvención a dos ámbitos infantiles: el alimentario y el de la higiene. Finalmente, habrá un tercero, el farmacéutico. Esto es, la tarjeta no solo podrá destinarse a comprar pañales, toallitas, ciertas cremas, potitos, leche, cereales y similares, sino también a sufragar productos como vacunas no cubiertas por el Servizo Galego de Saúde, suplementos de vitamina D, el Dalsy, el Apiretal...

¿Cómo hay que proceder para conseguir la tarjeta?

El dispositivo no será de entrega automática. Quienes crean que entran dentro de los supuestos de concesión deberán reclamarlo formalmente ante la Administración. Junto con las normas de utilización detalladas, los formularios para cursar las peticiones de tarjetas serán publicados, salvo cambio de planes, en el Diario Oficial de Galicia (DOG) del 30 de diciembre, así como, a partir de entonces, en la página web institucional de Política Social. ¿Cuánto tardará la consellería en dar respuesta a cada petición? El departamento que dirige José Manuel Rey no aventura plazos, si bien promete que despachará los trámites burocráticos «con prioridade, sempre no menor tempo que sexa posible», de acuerdo con una portavoz.

¿Por cuánto le saldrá al erario este programa?

Conjuntamente, el amparo económico a los niños nacidos en el 2016 costará a las arcas autonómicas, grosso modo, veinte millones, aunque los presupuestos de la Xunta para el ejercicio venidero solo reservan entre nueve y diez para sostenerlo. El desfase entre ambas cantidades se explica en la distribución de los partos a lo largo de un año tipo en Galicia: por ejemplo, mientras 1.500 progenitores cobrarán en el 2016 ocho mensualidades y cuatro en el 2017, otros 1.600 ingresarán, respectivamente, dos y diez.

¿Tendrá continuidad el plan o acabará en el 2016?

Tal como será aprobado mañana, el cheque bebé solamente está garantizado para los menores venidos al mundo entre los próximos 1 de enero y 31 de diciembre. No obstante, el conselleiro de Política Social quiere extender la vigencia del programa a alumbrados en ejercicios posteriores e incluso al segundo y al tercer año de vida de los beneficiarios, lo cual podría requerir hasta 60 millones anuales. Todo dependerá de la intensidad de la recuperación económica.

La Xunta entregará a los beneficiarios una tarjeta para abonar productos en las tiendas

El Gobierno gallego prepara más medidas en pro de la natalidad

El Consello de la Xunta no solo dará luz verde en su reunión de mañana a las condiciones del nuevo cheque bebé. Todavía con forma de informe no vinculante, debatirá también el borrador del futuro plan de apoyo a la infancia, dentro del cual se incluye la ayuda de cien euros al mes para el 85 % de los nacidos durante el 2016. «Con ese programa pretendemos facer de Galicia o entorno máis axeitado posible para os nenos durante os seus primeiros anos de vida. [...] Se a natalidade é unha prioridade para a nosa comunidade, evidentemente teno que ser tamén para o seu Goberno», explican fuentes del Ejecutivo de Alberto Núñez Feijoo. Un Gabinete «preocupado» por el hecho de que Galicia se sitúa a la cola de Europa en tasas de fecundidad y a la cabeza en índices de envejecimiento.

El proyecto lo pilotará la Consellería de Política Social, si bien en su desarrollo participarán activamente otros departamentos; sobre todo, el de Sanidade. Incluirá medidas «novidosas» cuya aprobación se producirá «ao longo das próximas semanas e meses». Además, compendiará otras iniciativas ya esbozadas.

Por ejemplo, figurarán en lugar destacado de ese documento el bono guardería y el futuro sistema de cuidadores de críos en zonas rurales alejadas de escuelas para alumnos de cero a tres años. A sostener ambos servicios dedicará el departamento de José Manuel Rey entre 5,4 y 6,4 millones de euros durante el 2016. Adicionalmente, la Xunta abrirá el próximo ejercicio en las provincias de Lugo y Ourense una red de casas nido inicialmente integrada por 30 inmuebles. Serán viviendas donde sus propietarios, debidamente acreditados para ello, podrán hacerse cargo de niños de menos de cuatro años, tanto en horario convencional como, «en circunstancias excepcionales», por las noches.

El programa consagrará igualmente las deducciones fiscales y ayudas directas por hijos de tres o menos años al cargo, a las que el erario dedicará en el 2016 unos tres millones, un 67 % más que en el 2015. Ascenderán a 360 euros por el primer crío, a 1.200 por el segundo y a 2.400 por el tercero.

De momento, el Gobierno guarda silencio acerca del resto de medidas que integrarán el plan. No obstante, según fuentes extraoficiales, varias de ellas irán encaminadas a fomentar realmente en el ámbito de las empresas la conciliación de las vidas profesional y familiar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Los padres podrán utilizar el cheque bebé también para comprar las vacunas de pago