Un homenaje a las palabras que unen

Representantes de la sociedad gallega reconocen al premiado como idóneo cuidador del español


redacción / la voz

No hizo falta esperar a los discursos para darse cuenta de que la reunión de ayer, en el Museo de La Voz, era una fiesta de la palabra. En el cóctel previo a la entrega del galardón, las doscientas personalidades invitadas charlaron sin distinción de oficios ni de pertenencias, sin tensiones, sobre los signos de que la crisis empieza a aflojar, sobre los éxitos de nuestras empresas en el exterior, sobre los cambios que necesariamente va a experimentar la forma de hacer política en España, sobre los méritos de Darío Villanueva para ser el primer cuidador del segundo idioma más internacional del mundo.

Ya estaba actuando allí, junto a las viejas rotativas, el espíritu del discurso de Santiago Rey Fernández-Latorre, cuando dijo que las lenguas, «quizá el mayor don que recibimos», son un instrumento de unión, de entendimiento. Y así vimos departir cariñosamente a las cabezas visibles de nuestras dos academias: el galardonado y Xesús Alonso Montero; a socialistas de distintas sensibilidades, como Paco Vázquez, Abel Caballero y Fernando González Laxe, intercambiar predicciones sobre el futuro; al científico Ángel Carracedo, rodeado de empresarios, exponiendo las posibilidades de Galicia como centro investigador; al alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, saludado cordialmente por los empresarios Manuel Jove y Roberto Tojeiro. El alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, charlaba con el historiador Ramón Villares y con el escritor Xosé Luís Méndez Ferrín sobre el futuro de la prensa y de los libros, esperanzador para ellos. Lo afirmó después en su discurso el director de la Real Academia: la palabra impresa seguirá inspirándonos por muchos años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un homenaje a las palabras que unen