La alcaldesa de Moaña, molesta por ser noticia por retirar los símbolos

Leticia Santos considera ahora que la primera decisión que tomó al llegar al despacho municipal es una «chorrada» y pide que los medios informen de su «acción política»


Santiago / La Voz

La primera decisión que Leticia Santos (BNG) tomó el lunes cuando entró en el despacho del Concello de Moaña tras ser investida alcaldesa fue retirar parte de los símbolos institucionales. Fuera la bandera española y el retrato del rey Juan Carlos I que tenía su predecesor, José Fervenza (PP), y que reemplazó por una imagen de Castelao. La medida es legal y coherente con el credo nacionalista de dar visibilidad a los símbolos que representan a Galicia como nación, aunque alcaldes como el de Muras o el de Baños de Molgas han decidido no hacer lo mismo por considerar que no es un asunto prioritario para la vida de sus concellos. Pero la nueva alcaldesa está molesta con la repercusión que han tenido su cambio de decoración. Así lo hizo ver ayer en una comparecencia de prensa en la que, interpelada sobre ese asunto, reprobó que los medios se preocupen «de chorradas» en lugar de dedicarse a explicar su «acción política» en el ayuntamiento.

Leticia Santos defendió que «a polémica tiña que haber xurdido cando o alcalde saínte [José Fervenza] retirou a Castelao e puxo a Juan Carlos I», en alusión a que fue el anterior regidor nacionalista de Moaña (Xosé Manuel Millán) el primero en colocar en el despacho la imagen del autor de Sempre en Galiza. Santos explicó que cambiar la fotografía de Juan Carlos I le llevó el mismo tiempo que «axustar a silla», y que a los cinco minutos ya estaba trabajando. «Nós imos ás institucións a defender os intereses xerais da veciñanza», proclamó.

Santos intervino junto al portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, y al alcalde de Boimorto, Xosé Luis Rivas, en la presentación del decálogo con el que se han comprometido los alcaldes de los 30 municipios que gestiona el Bloque y representantes de otros 12 en los que comparte gobierno. Esos 42 ayuntamientos, que conforman desde ayer una «rede de concellos insubmisos aos ditados da UE, do Goberno español e da Xunta», compartirán sinergias en políticas con las que el BNG quiere contribuir, en palabras de Vence, a «transformar os concellos e o país». Se trata de líneas de actuación que ponen la prioridad en las políticas sociales, con medidas para evitar los desahucios, favorecer la igualdad, promocionar la lengua gallega y combatir la corrupción. Vence refrendó el compromiso del Bloque de transformar también las diputaciones, «que deberan desaparecer», para ponerlas al servicio de los concellos. El alcalde de Boimorto alertó de la urgencia de adoptar políticas para frenar la sangría demográfica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Tags
Comentarios

La alcaldesa de Moaña, molesta por ser noticia por retirar los símbolos