Galicia acentúa su crisis demográfica con más muertes que nacimientos

Entre enero y septiembre fallecieron 22.110 gallegos frente a los 14.530 nacimientos que se produjeron


Santiago / La Voz

Los indicadores demográficos de Galicia siguen en rojo. La alarma no es nueva, pero las cifras que acreditan la dimensión de la crisis empeoran cada año. Después de cerrar el 2013 con el saldo vegetativo más pobre de su historia (10.706 defunciones más que nacimientos), la comunidad volvió a situarse en el 2014 en línea de batir sus registros. Solo en los nueve primeros meses del año, en las cuatro provincias fallecieron 7.580 personas más de las que nacieron. El avance de los datos demográficos publicado ayer por el Instituto Galego de Estatística (IGE) revela que el número de defunciones bajó ligeramente en los tres primeros trimestres del 2014 respecto al mismo período del 2013. Pero la cifra de nacimientos también volvió a caer.

Las 22.110 muertes que Galicia contabilizó entre enero y septiembre del año pasado suponen 655 menos que las 22.765 que había registrado en los nueve primeros meses del 2013. Y los 14.530 nacimientos computados hasta octubre del 2014 representan 253 menos que los 14.783 en el mismo período del ejercicio anterior. Con estos números, la comunidad gallega sigue inflando su saldo vegetativo negativo, con 7.580 defunciones más que nacimientos en los tres primeros trimestres del año pasado, si bien esa diferencia se atenúa en relación el 2013, cuando en el mismo plazo las muertes superaron en 7.982 a los alumbramientos. Serán los datos del período octubre-diciembre los que permitan componer una fotografía final sobre la situación de la crisis demográfica en Galicia en el 2014.

A la cola de Europa

Ninguna provincia escapa a este panorama tenebroso, aunque los indicadores siguen siendo más inquietantes en las más envejecidas: Ourense y Lugo. En Pontevedra, el IGE computa entre enero y septiembre del año pasado 802 defunciones más que nacimientos. Ese saldo negativo se dispara hasta 2.882 en la provincia de A Coruña, que es la que suma más alumbramientos (6.075), pero también la que tiene un mayor número de decesos (8.957). Aunque sus indicadores parciales del 2014 son los peores de Galicia en términos absolutos, la repercusión es mucho mayor en Lugo y Ourense, las provincias menos pobladas y más envejecidas, con saldos vegetativos en rojo que las mantienen a la cola de España y Europa. En Lugo fallecieron en los tres primeros trimestres del año pasado 2.065 personas más de las que vinieron al mundo. Y en Ourense las defunciones superaron en 1.831 a los nacimientos en ese mismo período que centra el análisis del IGE.

Con este nuevo retroceso en las cifras de nacimientos, Galicia verá empeorada su tasa bruta de natalidad. En el 2013, la comunidad gallega fue la segunda con peor indicador, con 7,16 nacimientos por cada 1.000 habitantes, un dato que solo empeoró Castilla y León (7,11). Galicia también arrastra la segunda peor tasa bruta de mortalidad, después de Asturias, con 11,05 defunciones por cada 1.000 habitantes. La sima demográfica une así a las tres comunidades del noroeste.

Al igual que Instituto Nacional de Estadística (INE), el organismo autonómico sigue prestando atención en sus estudios demográficos a la evolución del número de matrimonios. A pesar de que la relación entre nacimientos y casamientos ya no es tan fiable como décadas atrás, sí es cierto que la caída progresiva en el número de alumbramientos coincide con un recorte de las nupcias. Entre enero y septiembre del 2014 se formalizaron en las cuatro provincias gallegas 6.766 enlaces matrimoniales. Son 293 menos que los contabilizados en el mismo período del 2013. Por provincias, en A Coruña se casaron 3.187 parejas en los tres primeros trimestres del año pasado. En Pontevedra, 2.188; en Lugo, 775; y en Ourense, 616.

El IGE también precisa en su informe que el número de bodas civiles casi duplica ya el de matrimonios católicos. En los nueve primeros meses del 2014, 4.277 bodas fueron civiles, y 2.348, católicas. Según el instituto estadístico, el resto de enlaces fueron de otras religiones (28) o bien no constaba su formato (113).

Los gallegos que residen en otros países de Europa ya son 10.000 más que al inicio de la crisis

El informe del IGE también arroja luz sobre el censo de gallegos en el extranjero. Eleva a 493.970 las personas con nacionalidad española vinculadas a Galicia que viven fuera. La comparación con el 2009 refleja un incremento sorprendente, considerando incluso el contexto de crisis que ha llevado a miles de ciudadanos a coger las maletas para buscar fuera el empleo que no encuentran aquí. Esas 493.970 personas son 110.000 más que las que residían fuera en el 2009 (383.599) y que el IGE computa como de nacionalidad española e inscritas en alguna provincia gallega.

En Suiza, 4.200 más en 6 años

Pero la distribución por países de residencia aporta la clave de ese incremento. De esos 110.000 gallegos que en los últimos seis años han pasado a engrosar el censo de los que viven fuera de España, 86.645 están en América. En Argentina residen 30.000 gallegos más que en el 2009, y en Cuba, 21.000 más. Esto evidencia que ese aumento está más relacionado con la obtención de la nacionalidad española que con un éxodo por la crisis que sí parece guardar relación con la expansión de la colonia gallega por Europa. Ahora son 103.812, 10.000 más que en el 2009. En Suiza residen 39.567 (4.200 más que al inicio de la crisis); en Francia, 18.649 (800 más); en Alemania, 16.485 (1.150 más); y en el Reino Unido, 12.882 (1.900 más).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Galicia acentúa su crisis demográfica con más muertes que nacimientos