Beiras y el odio


Aveces, las comparaciones son odiosas. Otras, solo sirven para sembrar odio. Equiparar, como hace Beiras, las muertes que, a su juicio, causa el Gobierno del PP por no administrar tratamiento a pacientes con hepatitis C con los asesinatos terroristas de París solo busca lo segundo. Desde luego, no es tolerable que un solo enfermo se quede sin sus medicinas, por muy caras que estas sean, y es lógico, necesario, obligatorio, que la oposición denuncie y exija que se solucione el problema. Desde luego que sí, pero no así. Es triste que la libertad de expresión por la que tantos, en todo el mundo, se dejan la vida, la siga malgastando Beiras de una forma tan demagógica, tan peligrosa, tan irresponsable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

Beiras y el odio