Patrick O'Flanagan: «El Gobierno debe descentralizarse hacia las cabeceras de comarca»

Propone diseminar la Administración gallega para dinamizar zonas rurales


Redacción / La Voz

Patrick O'Flanagan, profesor emérito de Geografía en la universidad irlandesa de Cork, conoce bien la realidad demográfica gallega desde que en los años sesenta decidió convertirla en el argumento de su tesis doctoral. Galicia ha sido siempre su segunda casa; acaba de pasar dos años en Noia y desde esa perspectiva analiza la situación demográfica de la comunidad en relación con otra que domina a la perfección: la irlandesa. Su apuesta para superar la crisis vegetativa es sencilla: educación en el medio rural y empleos fuera de la agricultura para atraer población, por ejemplo mediante la descentralización de la Administración y su diseminación «por las cabeceras de comarca».

-¿Qué opina de la realidad demográfica gallega, con el peor saldo vegetativo de España?

-Pues que hay que buscar el método que permita impulsar el crecimiento demográfico. Si se deja todo así, va a continuar sin cambio. El reto político es impulsar oportunidades de trabajo para que la gente viva mejor en entornos locales, como el campo.

-¿Qué opciones tiene Galicia para frenar la sangría?

-Veo enormes posibilidades en el desarrollo de la agricultura ecológica por la posibilidad de producir con gran calidad en pequeñas propiedades. Esa es una manera de lograr que la gente siga en el campo, que no se vaya. Pero asentar a nuevas personas es otra cosa, otro proceso importante.

-¿Y cómo se puede acometer?

-El Estado puede hacer mucho en ese sentido, creando puestos de trabajo fuera de la agricultura. Sin pretender dar lecciones a nadie, veo varias posibilidades: puede atraer multinacionales para hacer fábricas o puede descentralizar el Gobierno hacia las diferentes cabeceras de comarca.

-¿Cómo se haría esa descentralización?

-Pues la gente que trabaja en Santiago podría hacerlo perfectamente en Becerreá o Corcubión, con oficinas en esas poblaciones. Esto crearía nuevas corrientes de demanda, esas personas tendrían un coste de vida menor y todos ganarían en ese contexto. Y la verdad es que con las telecomunicaciones que hay hoy en día se puede trabajar hasta desde la isla de Sálvora.

-¿Qué alternativas ha encontrado Irlanda a esta crisis?

-El Gobierno irlandés ha buscado soluciones y lo cierto es que el paro ha caído del 15 al 10 % en seis meses, pero creo que eso tiene que ver con el optimismo general más que con las medidas en sí, pues hay que tener en cuenta la emigración en los datos del paro. Aunque es cierto, por ejemplo, que la agricultura a tiempo parcial ha creado puestos de trabajo en el campo. Nuestro Gobierno ha invertido más en educación que en carreteras y tenemos más nacimientos que otros países europeos, que no está mal, pero tampoco quiero dar la impresión de que aquello es el paraíso, porque no es verdad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos

Patrick O'Flanagan: «El Gobierno debe descentralizarse hacia las cabeceras de comarca»