Atrapados por las imputaciones

El PP reacciona a las sospechas sobre enchufismo proponiendo un acuerdo contra la corrupción. El PSdeG se limita a pedir «celeridade» a la Justicia


santiago / la voz

La difusión del contenido de una serie de correos electrónicos intervenidos a la empresa Aquagest en el marco de la operación Pokémon, en los que se retrata a una quincena de alcaldes de diferentes siglas intentando enchufar a conocidos o familiares en un determinado puesto de trabajo, dificultó que el alto mando de los principales partidos pudiera mirar para otro lado sin ofrecer explicaciones. Al hilo de las nuevas revelaciones judiciales, tanto el PP, como el PSdeG y el BNG saltaron ayer a la palestra bien para defender a sus cargos investigados, bien para pedir mayor «celeridade» a la Justicia en la resolución de los casos o incluso para plantar un acuerdo político con la finalidad de prevenir la corrupción.

La última de estas ideas fue puesta ayer sobre la mesa por el portavoz del PP en el Parlamento gallego, Pedro Puy, quien en rueda de prensa valoró que la celebración del debate sobre el estado de la autonomía, que tendrá lugar la próxima semana, puede ser una buena oportunidad para que los grupos parlamentarios lleguen a algún acuerdo en materia de «prevención da corrupción» y para establecer lo que han de ser las «condutas individuais apropiadas na esfera pública».

Puy evitó confirmar en estos momentos si su grupo aprovechará el debate sobre el estado de la autonomía para registrar alguna propuesta de resolución en este sentido, pues no hay que perder de vista que el Parlamento gallego ya tiene constituida una comisión de estudio para la prevención de la corrupción, pero que está totalmente paralizada desde hace más de un año y no fue capaz siquiera de aprobar un documento de conclusiones, pese a que por dicho órgano pasaron expertos de toda España a recetar algunas soluciones.

«Sería bo un acordo»

El todo caso, el dirigente popular puso de relieve que «sería bo», dijo, que hubiera alguna referencia en el debate a la lucha contra la corrupción, pues es una asunto «que lle preocupa moito á cidadanía». E insistió: «Sería bo chegar a algún tipo de acordo», trasladando a Galicia el clima de diálogo que el PP y el PSOE han creado en el Congreso de los Diputados para analizar algunas medidas de regeneración democrática.

Pero si por un lado Puy propuso reaccionar con un acuerdo contra la corrupción a la sucesión de casos judiciales que salpican a la política, y que mantiene imputados en diferentes causas a uno de cada nueve alcaldes en Galicia, la mayor parte de ellos del PP, por el otro lado el portavoz popular se mostró tajante a la hora de establecer diferencias entre los supuestos casos de enchufismo asociados a Aquagest, que salieron a la luz en un informe elaborado por Vigilancia Aduanera, o la «imputación por fraude fiscal millonario», en clara alusión al caso Jordi Pujol, pues entiende que la «posible incidencia penal» que pueden tener unos correos electrónicos es mucho más limitada. «Debemos ser prudentes -agregó Puy- na medida en que estamos poñendo no mesmo plano cousas que non o son».

Y en que los principales partidos políticos ponen en cuestión que los presuntos casos de tráfico de influencias, enchufismo o nepotismo que dejan entrever algunos correos electrónicos intervenidos en el marco de la operación Pokémon puedan ser tomados como la constatación de una práctica generalizada a nivel institucional. Desde el PSdeG-PSOE, su secretario general, José Ramón Gómez Besteiro, llamó la atención acerca de que las informaciones que se van conociendo sobre la operación Pokémon vienen a corroborar que «algunha parte segue aínda baixo o segredo de sumario» y que, por tanto, solo describen una situación parcial.

De forma mucho más explícita, Pedro Puy dijo no creer que los casos de enchufismo puedan ser generalizados o «normalizados» en la Administración pública. «Non coñezo a totalidade dun sumario que xa ten un centenar de tomos», aclaró el portavoz parlamentario del PP, antes de insistir en que a la hora de valorar estos hechos «debemos ser prudentes».

Actuar con hechos probados

De un modo más pormenorizado, Besteiro sí se refirió ayer a un caso que afecta a una funcionaria de la Diputación de Lugo, de que la él es presidente. Expresó, de hecho, su «tranquilidade absoluta» ante la imputación en la operación Pokémon de la jefa de la unidad de proyectos de la institución provincial y puso de relieve que su Gobierno, por el momento, solo maneja «informacións parciais» en torno a este caso y la situación particular de la funcionaria, por lo que únicamente tomarán «decisións ante feitos probados».

Dicho eso, el líder del PSdeG lanzó un mensaje velado a la jueza del caso Pokémon, Pilar de Lara, al pedir «celeridade» en la resolución de una causa que lleva instruyéndose ya desde hace más de dos años. Señaló de hecho, que «a xustiza máis xusta é máis rápida», dicho lo cual deseó que se esclarezca todo lo ocurrido, pero que además se haga lo más rápido posible para evitar daños innecesarios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Atrapados por las imputaciones