La Xunta amplía el teletrabajo y el horario flexible para sus empleados

Más de 2.600 funcionarios podrán trabajar desde casa tres días a la semana

Los que se adhieran a la flexibilidad laboral podrán trabajar desde casa algunos días.
Los que se adhieran a la flexibilidad laboral podrán trabajar desde casa algunos días.

Santiago / La Voz

Hace algo más de medio año que la Xunta aprobó la orden que regula por primera vez en Galicia la flexibilidad horaria y el teletrabajo para los empleados públicos, pero faltaba por conocer la letra pequeña, es decir, las instrucciones concretas para poner en marcha unos cambios que están dirigidos a favorecer la conciliación de la vida laboral y familiar. Y ahora los detalles ya se conocen. Después de limar algunos flecos con las centrales sindicales a principios de mes, el Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó ayer las condiciones para que un máximo de 17.000 trabajadores puedan acceder a la jornadas laborales flexibles a partir del 1 de septiembre.

A estos mecanismos de conciliación no podrán acceder, ni mucho menos, todos los funcionarios y empleados públicos. Por norma general, queda excluido el personal docente, así como el del Servizo Galego de Saúde (Sergas), que representan más del 65 % de la plantilla de la Xunta, así como los asignados a la Administración de Justicia. Para el resto se abren las dos modalidades de flexibilidad laboral, la automática o la específica por conciliación laboral y familiar, de tal forma que podrán cumplir el 26 % de su jornada laboral en el horario que ellos elijan.

Por norma general, el horario de los trabajadores de la Xunta empieza a las 7.45 y acaba a las 15.15 horas. La flexibilidad horaria automática, a la que se acogieron ya 5.857 trabajadores, los obliga a estar en su puesto laboral entre las 9 y las 14.30, pero les permite cubrir las horas restantes de la semana (un total de 37,5) en el período que elijan entre las 7.30 y las 20 horas, siempre que el centro de trabajo permanezca abierto.

Técnicos y asesores

Mayores restricciones tiene la modalidad del teletrabajo, accesible solo para un máximo de 2.640 empleados públicos. Esta fórmula está dirigida al personal técnico y asesor, que por ejemplo elabora informes y actas de inspección, servicios de traducción o que trabajan con bases de datos. Este personal deberá disponer de un equipo informático y teléfono móvil, así como de la tarjeta Kronos para el control horario, lo que le permitirá trabajar desde casa un máximo de tres días a la semana.

Quedan excluidos del teletrabajo los empleados de atención al público, los de las oficinas del registro, conductores, personal subalterno o de los servicios de 24 horas por turnos, como las emergencias o los brigadas contraincendios.

En todo caso, la Xunta es mucho más renuente a conceder el teletrabajo, pues está denegando, según los sindicatos, dos de cada tres solicitudes que se le presentan. Con todo, la mayor parte de las centrales sindicales respaldan la regulación de la flexibilidad laboral impulsada por la Xunta, que solo contó con el voto en contra de la CIG.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

La Xunta amplía el teletrabajo y el horario flexible para sus empleados