Segundo naufragio en Asturias en menos de 40 días

La Voz REDACCIÓN

GALICIA

El Helimer abandona su base en el puerto de Gijón para reincorporarse a las labores de búsqueda
El Helimer abandona su base en el puerto de Gijón para reincorporarse a las labores de búsqueda Alberto Morante

La tragedia del Mar Nosso es la segunda que se produce tras la del Santa Ana ocurrida el 10 de marzo cerca del cabo de Peñas

17 abr 2014 . Actualizado a las 20:35 h.

El naufragio del pesquero Mar Nosso trae al recuerdo la reciente tragedia del Santa Ana, que dejó un único superviviente y ocho marineros fallecidos en aguas asturianas el pasado 10 de marzo.

El drama del Santa Ana, con base en el puerto portugués de Matosinhos, pero de armador y parte de la tripulación de Muros, sucedió de madrugada. El pesquero acababa de salir en busca de xarda desde el puerto de Avilés. A su par navegaban otros tres arrastreros de la misma armadora y fue el patrón de uno de los barcos el que dio la voz de alarma al no poder contactar con el Santa Ana. Estaban a media milla del cabo de Peñas, junto a la isla Erbosa.

A falta de que se esclarezcan las causas del siniestro, todo apunta a un fallo en el rumbo del buque lo que provocó que terminase chocando con una zona de rocas. Manuel Simal Sande, de Muros, fue el único que logró salvarse. En el mar perecieron Indalencio Mayo Brea, Francisco Gomes Fragateiro, Lucas José Mayor Abeijón, Marcos del Agua Chacón, Víctor José Farinhas Braga, Suherman, Wasito y Manuel María Tajes Lestón, cuyo cuerpo fue el último en ser hallado por los buzos en las inmediaciones del barco.