Un estudiante asturiano que comenzaba sus prácticas y un experto patrón portugués


11/03/2014 07:00 h

El quinto tripulante español del Santa Ana, todavía desaparecido, es Marcos del Agua Chacón, un joven asturiano de 28 años que estudiaba un ciclo formativo de grado medio de Técnico en Pesca y Transporte Marítimo en el Centro de Formación Profesional Náutico Pesquera de Gijón, aunque era natural de Oviedo.

«Eran sus primeras prácticas, había empezado ayer [por el domingo]», señalaron ayer a La Voz fuentes de la escuela, que indicaron que Del Agua, que ya había superado la parte teórica del programa, acababa de embarcarse para cubrir las 710 horas de formación práctica obligatoria para obtener un título que da la llave para convertirse en patrón de litoral.

Mucho más experimentado era el patrón de la embarcación, Francisco Gomes Fragateiro, de nacionalidad portuguesa, vecino de Matosinhos y de más de 60 años, según informó José Festas, presidente de la Asociación por una Mayor Seguridad para los Marineros, que remarcó que el hombre, uno de los dos fallecidos cuyo cuerpo se ha recuperado, «coñecía moito mar».

También residía en Matosinhos el contramaestre Víctor José Farinhas Braga, que sigue desaparecido, al igual que los dos indonesios que iban a bordo, Suherman y Wasito, que ejercían como mecánico y marinero, respectivamente.

Votación
1 votos