Un caso por el que dejó las actas de diputado y concejal en octubre del 2011


Las acusaciones del empresario lucense Jorge Dorribo, cabecilla de una trama que se dedicaba a captar subvenciones públicas para sus empresas de forma presuntamente irregular, empujaron a Pablo Cobián a abandonar todos sus cargos de representación política. A comienzos de octubre del 2011, Cobián formalizaba su renuncia al escaño en el Parlamento gallego y a su acta de concejal del PP en el Ayuntamiento de Oleiros.

Idéntica suerte corrió el que fue conselleiro de Industria con el bipartito, Fernando Blanco, quien formalizaba su renuncia como diputado por respeto a los votantes y para no perjudicar al BNG. Pero la lista de políticos contra las cuerdas por las acusaciones de Dorribo no termina ahí: lo mismo sucede con López Orozco, que nunca dimitió de sus cargos, o el propio José Blanco, que tampoco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un caso por el que dejó las actas de diputado y concejal en octubre del 2011