El PSdeG estudia despedir al 35 % de su personal, por las deudas

El partido eleva a dos millones el pasivo heredado de Pachi Vázquez


Santiago / La Voz

La nueva dirección del Partido de los Socialistas de Galicia está valorando la posibilidad de hacer una regulación de empleo que afectaría a hasta el 35 % de su plantilla, formada por un total de catorce trabajadores, con el fin de contener la abultada deuda contraída por la organización, que se eleva a unos dos millones de euros.

La situación financiera del PSdeG fue evaluada en la última reunión de la ejecutiva nacional, que tuvo lugar el pasado lunes, en base a un informe que el secretario general, José Ramón Gómez Besteiro, le habría encargado al responsable de la administración del partido, el lucense Luis Ángel Lago Lage.

Dicho informe tenía por finalidad conocer la situación contable del PSdeG, el legado recibido del equipo de Pachi Vázquez, para decidir los pasos a dar en el futuro. Y pese a que en el entorno del anterior secretario general pusieron de relieve que la deuda acumulada por el partido no superaba los 700.000 euros, lo cierto es que el equipo de Besteiro triplica dicha cifra y deja claro que será necesario adoptar algunas decisiones «dolorosas», señalan fuentes de la organización, para estabilizar la situación a partir del 2014.

Entre las recetas puestas sobre la mesa para enderezar la situación están los despidos, que afectarían, como mucho, a cinco de los catorce trabajadores del partido, es decir, al 35 % del total. Diez de ellos están adscritos en estos momentos la sede central de la compostelana rúa de O Pino, mientras los cuatro restantes desempeñan sus funciones en el Parlamento.

En nómina del partido todavía figuran algunos miembros del equipo de confianza de Pachi Vázquez, a los que una fuente de la dirección concede más boletos para formar parte de la regulación laboral.

No es la primera vez que el PSdeG tiene que hacer ajustes de personal debido a su delicada situación financiera. El pasado mes de enero ya les recortó en un 15 % el salario a todos sus trabajadores e incluyó a algunos de ellos en una regulación llevada a cabo por todo el PSOE en el 2012, pero a la que el PSdeG escapó debido a que coincidió con las elecciones gallegas.

Dificultades para pagar las nóminas

Las dificultades financieras por las que atraviesa el PSOE gallego generaron a principios de este año retrasos de dos meses en el pago de algunas nóminas de sus trabajadores, una situación que se recondujo parcialmente hasta que, en julio, el partido pactó con sus empleados retenerles el 50 % de la paga extra, a lo que accedió voluntariamente la plantilla. Esa paga todavía se le adeuda ahora.

Votación
10 votos

El PSdeG estudia despedir al 35 % de su personal, por las deudas