Ejecutiva de Beiras, sin el ok de Beiras

En su primer aniversario, Anova estrena hoy una dirección elegida contra el criterio de su líder


santiago / la voz

Después de seis horas, la coordinadora de Anova, el proyecto político promovido hace hoy un año por Xosé Manuel Beiras al poco de salir del BNG, concluyó ayer con epílogo un tanto surrealista. Se trataba, tras la asamblea celebrada el 8 y 9 de junio, de elegir una nueva comisión permanente para la formación nacionalista; o sea, de dotar de equipo al veterano entrenador. Finalmente, los presentes no respaldaron la lista del seleccionador, sino una alternativa, casi idéntica a la suya, propuesta, para sorpresa de muchos, por uno de sus más fieles colaboradores: Luis Eyré, Palleiro. 32 apoyaron la primera opción y 36 la segunda, mientras que el ex jefe del Bloque se abstuvo de votar por cualquiera de ambas.

Un par de semanas atrás, Beiras había planteado montar una ejecutiva integrada -él al margen- por 17 personas; una de ellas, el alcalde de Teo, Martiño Noriega, como coordinador, o sea, número dos. Desde entonces, no obstante, el histórico líder repensó su idea original y, con el ánimo de «facer un xesto» para contentar a una de las corrientes que integran Anova, ayer por la mañana decidió sumar a esa relación inicial de nombres el de Xurxo Martínez González, de la FPG. Conocedor de ese movimiento de piezas sobre el tablero, otro de los grandes grupos del partido, este abanderado por Palleiro y Mario López Rico, reclamó, «para reequilibrar forzas», una especie de enroque: que la candidatura fuese no de 18, sino de 19, sumando a Laura Ogando, concejala en Bueu y militante del Encontro Irmandiño. A ejecutar esta última jugada, sin embargo, Beiras, tras tensas conversaciones privadas a varias bandas y después de escuchar una veintena de intervenciones en público, decidió no acceder.

De modo que el portavoz nacional terminó sometiendo a consideración de los asistentes a la reunión de la coordinadora un borrador de dirección compuesto por 18. Y Palleiro optó por demandar que también fuese votado el que él creía mejor: uno con 19, los de Beiras más su aportación de última hora. ¿El resultado? Aunque por solamente cuatro sufragios de diferencia, el subordinado, un maestro en este tipo de partidas, acabó imponiendo sus tesis a las del superior.

Concluido el encuentro, Martiño Noriega, que era partidario de la ejecutiva de 18 y no de la de 19, restó importancia a los hechos y negó que esa aparente división vaya a derivar en un problema real de lo cotidiano. Feliz por la confianza en él depositada, el flamante segundo de abordo de Beiras se propuso como reto a partir de ahora «traballar como sempre fixen, buscando acordos e pola cultura transversal». «En adiante temos que demostrar -abundó- que Anova é unha organización que funciona de forma diferente, conectada coa sociedade e como alternativa de verdade ao PP».

¿Se considera él, de 38 años, el delfín de su jefe, de 77? «¿Sucesor? Non, non. Sucedáneo... Beiras só hai un», esquivó el debate bromeando. El tiempo dirá.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos

Ejecutiva de Beiras, sin el ok de Beiras