¿Dónde está el constructor?

Desaparece un promotor que debía entregar pisos a familias de A Coruña


a coruña / la voz

A Josefina, que es una mujer de 88 años, casi ciega e impedida, le apareció en el 2007 un constructor por la puerta de su casa con una oferta irrechazable. Le compraba su vieja vivienda o, si prefería, se la cambiaba por un maravilloso piso en el edificio que tenía previsto levantar en ese mismo solar. A la mujer le gustó la idea y aceptó la permuta. El hombre le prometió entonces que mientras se construía el inmueble, él le pagaría el alquiler de un apartamento en la zona. Firmaron. Como ella, seis familias más, las propietarias de las otras fincas que formarían el polígono en el que se levantaría el flamante edificio. Y las casas se demolieron. Hasta aquí, todo perfecto. Cuatro meses después, el panorama no podía ser peor. El constructor dejó de pagar el alquiler y de coger el teléfono. Siete años después, el solar se lo comen las ortigas y el promotor no dejó ni rastro. Nadie sabe nada de él.

Pero aunque estuviera desaparecido para ellos, seguía muy activo en los negocios, pues su empresa, Envasa, S. L., transmitió el 30 de diciembre del 2010 esas fincas a una empresa extremeña -Comercial Berraqueña, dedicada a la comercialización de embutidos o perfumería- por 180.000 euros.

Curiosamente, 15 días después, esa firma transmitió la finca a una tercera empresa, Sinerkia Infraestructuras, S. A., por 680.000 euros. Pero José Manuel G. A., que así se llama el promotor, está ilocalizable. La Voz ha intentado contactar con él y ha tenido el mismo éxito que los afectados y el juzgado, que lo declaró en rebeldía después de que no se presentase al último juicio.

También es cierto que cuando el hombre presentó el proyecto en el 2007 en el Ayuntamiento, al que los afectados piden que interceda, no se lo admitieron, obligándolo a ajustarse al nuevo plan urbanístico. Luego vino la crisis económica. Y con ella la desesperación de unas personas que se quedaron sin casa y sin nadie a quien reclamar.

Les cambió sus viviendas por un piso en el edificio que iba a levantar en sus fincas

El empresario les prometió pagarles un alquiler mientras no construía

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
33 votos

¿Dónde está el constructor?