Tirando de los expresidentes

El líder del PP convoca a Touriño, Laxe y Albor ante «a magnitude dos desafíos» de Galicia


santiago / la voz

Mientras Rajoy, encajado el croché de la entrevista de la semana pasada, marca distancias con Aznar, recibe en secreto a Felipe en la Moncloa y se limita a cosechar el «respeto» de Zapatero, en Galicia, Alberto Núñez Feijoo ha decidido sacar al campo todo cuanto hay en el banquillo. De hecho, ya prepara una cumbre con los tres expresidentes vivos de la Xunta: dos socialistas y uno, como él, popular.

De momento, no hay fecha para el encuentro, pero sí invitación formal cursada. ¿La filosofía del asunto? A situaciones extraordinarias, reacciones inéditas. Se trata de afrontar del mejor modo posible «a magnitude dos desafíos que a crise económica situou no presente máis inmediato de Galicia, [...] que carecen de precedentes». Así figura explicado en una carta que, rubricada por el actual jefe del Ejecutivo autónomo, han recibido estos días sus predecesores: Gerardo Fernández Albor (PP), mandatario de enero de 1982 a septiembre de 1987; Fernando González Laxe (PSOE), primera autoridad de la comunidad durante los 30 meses siguientes; y el inquilino de la residencia oficial de Monte Pío desde agosto del 2005 hasta febrero del 2009, el también progresista Emilio Pérez Touriño.

En su misiva, Feijoo interpela a los destinatarios: «O teu papel como expresidente [...] debe ser máis destacado no momento actual». Caudal de experiencia, quiere de ellos que no ciñan su participación en la vida pública a sus roles de miembros natos del Consello Consultivo, un órgano asesor que elabora dictámenes jurídicos no vinculantes a demanda de la Administración. Aspira, en cierto modo, a que asuman funciones similares a las de los expresidentes de Estados Unidos, que son lo menos parecido a un jarrón chino.

«A miña intención -abunda el líder del PPdeG en el documento dirigido a sus antecesores- é poder contar coas túas achegas e incorporar o mellor do teu pensamento político ás decisións estruturais que debemos adoptar para a competitividade económica de Galicia e, en consecuencia, o benestar social». Y apostilla: «Debemos empregar todo o noso potencial para encarar non só o tramo final da recesión, senón tamén o camiño que pode conducirnos á senda da prosperidade».

Además, Feijoo apela a la «lealdade a Galicia» de Touriño, Albor y Laxe, loa su entrega y los invita a obviar «desencontros pasados». El envite gustará a este último, pues hace dos semanas reclamó públicamente algo similar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos

Tirando de los expresidentes