La renuncia del alcalde de Cesuras se debió a una condena por estafa

Desde julio del 2012 lo inhabilita una sentencia por la venta de un piso


A Coruña / La Voz

La primera fusión de ayuntamientos de Galicia en casi medio siglo ha quedado seriamente enturbiada por uno de sus protagonistas, el exalcalde de Cesuras, Julián Lucas. Su renuncia en el Ayuntamiento a principios de mayo, cuando la fusión encaraba su recta final, pilló con el pie cambiado a toda la corporación y a su socio, el alcalde de Oza dos Ríos, Pablo González. Entonces argumentó que se marchaba «por cansancio», por encontrarse a las puertas de la jubilación, y para dedicarse a su familia.

Nunca vinculó su decisión con conocidas irregularidades surgidas en una empresa inmobiliaria de la que fue socio hasta enero de este año, Progasa 2000, con un pleito en la localidad de Pontedeume. Pero ayer trascendió, a través de la agencia Efe, que Julián Lucas había ocultado una sentencia de inhabilitación para sufragio pasivo y un año de prisión por un delito de estafa en la venta de un piso. El juez considera que tanto Lucas como su socio en Progasa 2000 estafaron en febrero del 2003 a un joven en la venta de una vivienda por no entregarle el garaje incluido en el contrato de compraventa, ya que dicha plaza estaba escriturada conjuntamente con otro trastero propiedad de otro cliente de la sociedad. El auto, con fecha de julio del 2012, añade que la estafa se hizo con un «ánimo de ilícito enriquecimiento». La sentencia llegaba apenas cuatro meses después de anunciarse la fusión entre Oza dos Ríos y Cesuras a bombo y platillo compartiendo ambos alcaldes fotografía con el presidente de la Xunta.

Recurso en marcha

El ya exregidor aseguró ayer a este periódico que conoció la sentencia el pasado mes de septiembre, pero no le dio importancia. «Es un pleito por 1.800 euros y que ya había sido archivado en dos ocasiones por el juzgado de Betanzos», indicó Julián Lucas, que recurrió la sentencia ante la Audiencia Provincial de A Coruña.

La dimisión del alcalde de Cesuras se fraguó de acuerdo con José Manuel Álvarez-Campana, asesor de confianza del presidente de la Diputación, Diego Calvo, y dirigente del Partido Popular provincial. El día que renunció a su cargo a través de un comunicado de prensa, Julián Lucas se presentó en la Diputación. Varias fuentes del ente provincial aseguran que ese día mostró allí mismo la sentencia condenatoria. Lucas lo niega.

La concejala socialista de Cesuras, Pilar Pedreira, pidió que, dada la sentencia de inhabilitación, se anulen las consecuencias de los actos de Julián Lucas como alcalde desde la fecha de la sentencia, entre ellos, la fusión con Oza dos Ríos, una unión muy contestada a nivel social por parte de la población de Cesuras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

La renuncia del alcalde de Cesuras se debió a una condena por estafa