Aislada tres días por semana

Una joven sorda de Ourense solo dispone de intérprete dos jornadas y tiene serias dificultades para seguir las explicaciones en un ciclo de FP


ourense / la voz

Beatriz González Freijedo es una joven ourensana de 21 años que estudia un ciclo superior de FP en Administración y Finanzas, en el IES Portovello, de la ciudad de As Burgas. La única diferencia de esta joven con sus compañeros de clase es que padece sordera profunda. Y su problema está en que solo cuenta con el apoyo de un intérprete dos días a la semana. «En julio me matriculé y solicité un intérprete. En septiembre me avisaron de que esa persona solo vendría dos veces por semana, y me enfadé», señala Beatriz González, que se comunica utilizando la lengua de signos.

«Tengo derecho a que me pongan un intérprete durante toda la jornada educativa, toda la semana. De lo contrario, hay tres días en los que la información de lo que explica el profesor no me llega porque no puedo oírlo», señala esta estudiante.

Acuerdo

«La Xunta debe pensar que para mí es muy fácil seguir las clases, pero no», añade la joven. Para solventar en parte este problema, dice Beatriz que se ha establecido un acuerdo entre el intérprete y el profesor: los dos días en que viene el profesional de apoyo, se explicaría teoría y los otros tres, se harían actividades. Pero en el aula no solo está Beatriz, sino que hay más alumnos. «Yo leo perfectamente, pero el profesor explica», apunta esta alumna.

Ella hizo sus peticiones. «Solicité el intérprete toda la semana en dos ocasiones, hice dos reclamaciones, hablé con el inspector, pero claro, me dicen que es un problema económico», manifiesta la afectada. La semana pasada, en plena campaña electoral, acudió a un debate en el que estaban, dice, el PP, el PSOE y el BNG: «Como tenían intérprete, a través de él les pregunté, les conté mi situación, pero cambiaron de tema».

Los compañeros de ciclo apoyan a Beatriz porque consideran que se está produciendo una situación injusta. Cuando estudiaba en el colegio, tuvo intérprete, al igual que en un ciclo medio de FP que hizo el año pasado, sin problema. «Ahora estoy en primero del nuevo ciclo superior. Con los compañeros me llevo bien. Pero el asunto académico lo llevo mal porque pierdo mucha información».

La joven ourensana quiere estudiar y se plantea incluso saltar de la FP a la Universidad. «Todavía no lo tengo seguro, depende de cómo me sienta», apunta.

Le encanta hacer deporte, especialmente gimnasia y natación, y colaborar en la Asociación de Personas Sordas de Ourense. En casa, con sus padres, se comunica desde niña «por unos códigos que tenemos desde entonces», dice, porque sus progenitores no dominan la lengua de signos española. Y cuando sale, lo hace con sus amigos, que tienen el mismo problema. Y ahí la comunicación es, asegura, perfecta, utilizando la mencionada lengua.

«Que pongan el intérprete tan solo dos días a la semana es una forma de discriminación», sentencia la alumna.

El deseo de estudiar

Beatriz transmite alegría, jovialidad y responsabilidad. Tiene claro lo que quiere estudiar, pero lucha para no estar aislada la mayor parte de la semana académica, en clase.

La Xunta, a través de la Consellería de Educación, que fue consultada ayer por La Voz, aseguró que, tras hacer las averiguaciones oportunas, ofrecerá hoy una respuesta sobre este asunto.

La situación de Beatriz González ha causado malestar en los colectivos que representan a las personas sordas, donde coinciden en que no se puede tener la ayuda del intérprete tan solo dos días por semana. La joven no oye absolutamente nada, pero gracias a la lengua de signos se comunica con los demás, o mediante una persona que sepa transmitir de palabra lo que ella dice utilizando las manos.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Suscribirme
Votación
45 votos

Aislada tres días por semana