El Supremo avala que los niños gallegos no puedan escolarizarse exclusivamente en castellano

Rechaza el recurso de unos padres y da por buena la postura del Tribunal Superior


Los padres gallegos no tienen derecho a elegir que sus hijos se escolaricen íntegramente en castellano. Así de claro se mostró el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ante el recurso de una familia de Vigo que pedía que su hijo recibiera todas las clases en castellano, y así lo ha ratificado el Tribunal Supremo al no admitir un recurso de los padres contra la sentencia del TSXG.

El alto tribunal no valora el fondo de la cuestión, sino que da por bueno el fallo de los magistrados gallegos. Los padres habían denunciado a la Consellería de Educación en el 2007, cuando estaba dirigida por la socialista Laura Sánchez Piñón. Pedían que su hijo, del colegio privado vigués Los Sauces, pudiera estudiar la educación primaria «íntegramente con clases en lengua castellana», algo que la Xunta les había denegado expresamente.

Ante eso, el abogado solicitó el amparo del TSXG, argumentando que elegir la lengua en la que estudian los hijos es un derecho fundamental recogido en la Constitución y en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Pero el Tribunal Superior de Galicia rechazó tajantemente ambos argumentos.

Elegir la lengua de escolarización «no es expresión de ningún derecho fundamental» recogido en la Carta Magna española, dijo el TSXG. Sobre los Derechos Humanos, su artículo 26 permite a los padres escoger «el tipo de educación» que reciben sus hijos, nada más. Por tanto, la Justicia gallega considera probado que ni la declaración universal ni la Constitución «garantizan a los padres el derecho de elegir la lengua». De hecho, considera «absurdo» que tal cosa pueda suceder, pues podría llevar a que cualquier persona reclamara ser educada en cualquier lengua del mundo.

Ante la sentencia del TSXG, el abogado recurrió, pero el Supremo apreció en su escrito «defectuosidad técnica», ya que pretendía reabrir todo el proceso y no recurrir el fallo concreto. De ahí que desestimara el recurso.

Reacciones

Conocida la sentencia, todos los partidos políticos quisieron ver una victoria. El PP vio avalado «o coñecemento en igualdade no ensino obrigatorio de castelán e galego», según su portavoz, Manuel Ruiz Rivas.

El PSdeG también se felicitó e indicó que el Gobierno de un país con dos lenguas debe garantizar la competencia del alumnado en ambos idiomas, según el diputado Francisco Cerviño.

El BNG consideró que el fallo «desmonta as mentiras do PP e dos grupos extremistas aos que apoia, como Galicia Bilingüe, sobre a imposición do galego», en palabras de Bieito Lobeira y Carme Adán.

Galicia Bilingüe vio una «puerta abierta a que se escoja o no la lengua en la enseñanza», y emplazó a Feijoo a cumplir su compromiso de permitir que los padres elijan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
70 votos

El Supremo avala que los niños gallegos no puedan escolarizarse exclusivamente en castellano