El fuego ataca de nuevo el Xurés

Las llamas arrasaron una parte del parque natural ourensano con la ayuda del viento y las altas temperaturas que se han registrado en los últimos días


Las altas temperaturas que se registran estos días en la provincia de Ourense ayudaron a la expansión del incendio forestal declarado ayer en pleno parque natural Baixa Limia-Xurés. Esta vez fue en las inmediaciones del pueblo de Monterredondo, en Padrenda, muy cerca de Portugal. La alarma saltaba a las 14.50 horas y hasta allí tuvieron que desplazarse siete vehículos motobomba y seis helicópteros: el que tiene su base en Toén, el del Xurés, otro de Silleda y el aparato de coordinación de la Xunta. Desde Laza también se aportaron otros dos helicópteros, un Kamov de descarga de agua con capacidad de 5.000 litros en cada viaje y otro preparado para transportar gente y descargar agua. En el lugar del incendio se hallaban trabajando más de 150 personas en la tarde de ayer. Se hizo difícil controlarlo debido a que saltaban numerosos focos por distintas partes.

Pasadas las seis de la tarde el incendio se abrió en un frente de más de tres kilómetros con dos cabezas y las llamas atravesaron la carretera de acceso a Monterredondo. A las siete de la tarde se hizo necesario cortar el tráfico en la OU-411 entre los kilómetros 29 y 32, en el municipio de Padrenda. Se establecieron rutas alternativas entre Quintela de Leirado y Padrenda a través de las carreteras provinciales OU-0213 y OU-0211. Dos horas después se restableció la circulación, aunque a medianoche, el fuego, que ya había arrasado 250 hectáreas en su mayor parte de pinos de 40 años, todavía seguía activo.

El fuego comenzó en los montes de San Miguel y el viento lo empujó con rapidez. No es la primera vez que hay llamas en el parque natural del Xurés ya que están recientes las habidas en los municipios de Calvos de Randín, Lobios y Lobeira. También hay que contar otros cinco incendios en el centro y este de la provincia que afectaron al área natural de la Serra de San Mamede, que pertenece a la Red Natura, así como a los montes de municipios como Viana do Bolo, Monterrei y A Gudiña.

En cuanto a las causas, todo parece indicar que los fuegos han sido provocados intencionadamente, a lo que ayudan las temperaturas altas y la baja humedad.

Algunos integrantes de los equipos de extinción lamentaron que por parte de la Xunta no se hubiera establecido el nivel de máxima precaución durante estos días.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El fuego ataca de nuevo el Xurés