Niki Lauda podrá ser gallego de Loña do Monte si así lo quiere

Innumerables personajes conocidos, descendientes de gallegos, podrán beneficiarse de la reforma para optar a la nacionalidad


Si los nietos de emigrantes gallegos que reclamen la nacionalidad española a partir del 2009, basándose en la reforma que tramita el Congreso, exigen su derecho, en algunas mesas electorales de Galicia podrían producirse situaciones tan curiosas como estas:

-Presidente de la mesa: «Niki Lauda. ¡Vota!».

-Presidente de la mesa: «Alina Fernández [hija rebelde de Fidel Castro]. ¡Vota!».

-Presidente de la mesa: «Tabaré Vázquez, [presidente de Uruguay]. ¡Vota!».

Porque una vez que reclamen su galleguidad amparándose en la ley, los hijos de Fidel Castro, el triple campeón mundial de fórmula 1 y el presidente de Uruguay, como nietos de gallegos, gallegos serán. Pero la lista no es, ni mucho menos, breve.

¿Imposible acaso que Bebo Valdés, genial pianista cubano, padre de Chucho Valdés, pudiera votar en el concello de Pontevedra? ¡Pues no! Porque Bebo Valdés asegura que su abuelo era un gallego de Pontevedra y, por lo tanto, lo ampara la ley.

Fidel Castro y su hermano Raúl ya podían haberlo hecho, porque ellos no son nietos, sino hijos de un gallego, del emigrante de Láncara (Lugo) Ángel Castro Arjiz. No descarten que un día les dé por censarse...

En Uruguay, Tabaré Vázquez lleva los genes de una abuela ourensana. Carne de gallego, a fin de cuentas. Y lo de Niki Lauda... lo de Niki Lauda no dirán que no es interesante. ¿Galicia corre por las venas de quien corrió con tanto éxito por las pistas? ¡Y tanto! La Voz de Galicia ya publicó en agosto del 2000 una larga lista de gallegos que lo incluía. Porque Lauda, Niki, nació en Viena en 1949 y es hijo de José Lauda Soto, piloto de aviación de los Estados Unidos de América durante la Segunda Guerra Mundial. Pero... ¿y el abuelo?, ¿quién era el abuelo de Lauda? Nada menos que un gallego de Loña do Monte, en el ayuntamiento de Nogueira de Ramuín, Juan Lauda Crespo, que emigró en 1908. Luego recapitulemos: con la reforma legal aprobada, Niki Lauda es gallego de Loña do Monte, y podrá votar.

No vamos a entrar en españoles ilustres que son nietos de gallegos, porque la lista sería interminable. Seguimos con el panorama trasatlántico y miramos al cielo, el lugar de trabajo de Frank Caldeiro, nuestro hombre en la NASA.

Frank se llama, en realidad, Fernando Caldeiro Caínzos. Él podría votar sin mucho problema, no tiene más que reclamar su derecho, en la mesa electoral de la aldea de Devesela, en Curtis, de donde era su abuelo. «Frank Caldeiro. ¡Vota!».

¿Y qué hay de los Sheen? Ya saben, Martin Sheen, Charlie Sheen, su hermano Emilio Estévez... Elector, carne de elector. Martin, el padre, es hijo del emigrante gallego Francisco Estévez, que se marchó de Parderrubias (Pontevedra) a Cuba en 1918. Luego Martin ya podía reclamar la galleguidad legal, pero ahora también podrán hacerlo sus hijos y ejercer su derecho al voto en Parderrubias. La foto estaría asegurada.

Raúl Alfonsín, ex presidente de Argentina: Serafín Alfonsín, su padre, era un emigrante gallego de Ribadumia, así que el nieto, Ricardo Alfonsín, candidato al gobierno de Buenos Aires, podría reclamar, como nieto, el derecho a votar en Ribadumia.

También si el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel tuviera hijos serían nietos de un gallego de Combarro, y estarían amparados.

¿Y saben quién era Manolito Goreiro? El amigo pequeño de Mafalda, recordaba Tomás García en La Voz hace siete años, está inspirado en el hijo de un gallego dueño de una tienda de ultramarinos. Si Goreiro tuvo hijos, que tampoco lo sabemos, podrían acogerse también a la reforma legal.

No parece muy probable que los mencionados vayan a ejercer su derecho. Pero con los gallegos nunca se sabe.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Niki Lauda podrá ser gallego de Loña do Monte si así lo quiere