Vázquez devuelve la L al topónimo de A Coruña en un agitado pleno

La iniciativa sólo contó con el respaldo del grupo de gobierno socialista El alcalde insistió en que el cambio obedece a una realidad social e histórica de la ciudad


a coruña

Después de cuarenta minutos, un desalojo y muchas citas a Castelao, el Ayuntamiento coruñés instauró ayer la cooficialidad del topónimo castellano de la ciudad. La L de la discordia volverá a ser utilizada en toda la documentación oficial, aunque, según afirmó el alcalde, Francisco Vázquez, «no afectará en nada al ciudadano de a pie, que podrá seguir expresándose como hasta ahora, en el idioma que le dé la gana».El pleno fue, una vez más, un cruce de argumentos jurídicos sobre los que, muy probablemente, tendrá que pronunciarse un juzgado. El PSOE apostó por el resquicio legal ofrecido por la Ley de Grandes Ciudades y la aplicación de una norma que, inicialmente, estaba concebida para solventar disputas territoriales intermunicipales. El portavoz del PP, Fernando Rodríguez Corcoba, expresó su reconocimiento al alcalde por adoptar una decisión «que se corresponde con el pensamiento de buena parte de la sociedad», pero recordó la preeminencia del ordenamiento legislativo autonómico y el posible choque de competencias entre las dos partes.Alternar dos idiomasCorcoba, no obstante, incidió en la alternancia lingüística: «No hay nada que nos impida expresarnos en castellano o en gallego y lo que nos gustaría es que ambas designaciones se pudieran alternar». Apostó para ello por la abstención de su grupo, amparándose en un «tenemos dudas de la legalidad de la iniciativa» que sonó a conciliación con la postura mantenida por la Xunta en las últimas horas.Donde no hubo medias tintas fue en el BNG. Henrique Tello, su portavoz en el Ayuntamiento, desenvainó toda la artillería verbal de su arsenal para descalificar la iniciativa del equipo de gobierno. «Este debate non corresponde a ningunha preocupación social nin a ningunha ideoloxía, porque vostede (en referencia a Vázquez) non ten outra que non sexan os seus propios intereses», dijo. Para Tello, con la iniciativa puesta en marcha por los socialistas coruñeses -«contra a vontade do seu propio partido», insistió el nacionalista-, lo que se pretende es vulnerar el ordenamiento jurídico. «Vostedes vulneran a legalidade vixente, incumpren sentenzas e atentan contra un sentimiento arraigado nos galegos», señaló antes de «pedir perdón a todos os coruñeses por esta manipulación dun alcalde que empeza a ser un lastre para o futuro da cidade da Coruña». Vázquez cerró el debate con una repetición de argumentos a favor de la propuesta. Y, en gallego, resumió su postura: «Non se trata de modificar ou substituír, senón de engadir».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Vázquez devuelve la L al topónimo de A Coruña en un agitado pleno