RESPALDOALAÑOSANTO">

Las instituciones asumen el Camino de Santiago como proyecto colectivo

El príncipe Felipe presidió en Roncesvalles el acto oficial de apertura del año jacobeo 2004 Ocho presidentes autonómic0s renovaron su compromiso con la Ruta.


enviado esp. | roncesvalles

Si el futuro del Camino de Santiago depende de la voluntad de las instituciones públicas, entonces la inmortalidad de la Ruta Jacobea está asegurada. Los diferentes colores políticos quedaron al margen en los actos celebrados ayer en Roncesvalles (Navarra) para iniciar oficialmente el año jacobeo 2004, un encuentro presidido por el Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, al que acompañaron la ministra de Cultura, Pilar del Castillo, y los presidentes de las ocho comunidades autónomas por las que discurre la Ruta Jacobea. Aunque son un millón de pasos, paso arriba, paso abajo, los que completan el Camino de Santiago desde su inicio en Roncesvalles hasta la meta de Compostela, bastó un kilómetro caminado al ritmo que marcan las zancadas de don Felipe para dejar sentado que todos los presidentes autonómicos, desde Fraga a Ibarretxe, de Marcelino Iglesias a Juan Vicente Herrera, colocan el fenómeno jacobeo en un puesto de cabecera en listas de prioridades que son tan distintas como las comunidades a las que representan. El acto oficial se celebró en el interior de la Colegiata de Santa María, el templo principal de Roncesvalles. Tras los discursos de los presidentes de Navarra, Castilla y León, Aragón, La Rioja, Cantabria y Asturias le tocó el turno a Manuel Fraga, quien definió el Camino Francés como «calle Mayor de Europa» en la que se forjó «uno de los pilares en los que se asienta la identidad española y la cultura occidental». El titular del Gobierno gallego insistió en que «la realidad gallega y la forja de España no pueden entenderse sin el intercambio secular de ideas y conocimientos; sin ese espacio de diálogo y encuentro de pueblos y culturas que fecundó la Ruta Jacobea», al tiempo que se refirió al Camino como «proyecto colectivo» en el que la devoción al Apóstol sirve también de motor «a una cultura universal y abierta». Ruta de integración El término «calle Mayor» fue acuñado también por el príncipe Felipe. Parafraseando a Carlos I, Su Alteza Real evocó esta definición para señalar que la Ruta Jacobea es una «metáfora de la vida que pasa y va creciendo, símbolo que une y construye, de la mano de todos, avances sustanciales de nuestra historia, sociedad y civilización comunes». El heredero de la Corona destacó el papel determinante que ha tenido el Camino de Santiago, a lo largo de los siglos, como «ruta de integración» con la Europa transpirenaica y «también de los españoles entre sí». Y animó a que este año jacobeo 2004 motive la reflexión sobre las convicciones necesarias para superar las crisis e inquietudes de la sociedad actual. Don Felipe se dirigió a los jóvenes, «protagonistas mayoritarios y habituales del Camino», a quienes animó a «identificarse y realizar la llamada a la esperanza, la paz y la concordia que su recorrido nos propone».

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos

Las instituciones asumen el Camino de Santiago como proyecto colectivo