Bautismo de «galeguidade»

C. P. SANTIAGO

GALICIA

SANDRA ALONSO

La Xunta entregó las Medallas Castelao con críticas del BNG y del PSdeG por no incluir a ninguna mujer

28 jun 2001 . Actualizado a las 07:00 h.

Los diez hombres condecorados ayer con las Medallas Castelao constituyen «un grupo admirable» que recibieron una especie de bautismo de «galeguidade», dado que el Gobierno que preside Fraga le atribuye a este galardón la función «de integrar no galeguismo a tódolos que non teñen ideoloxía, ou teñen algunha que non o rexeita frontalmente». Así dijo el conselleiro Jaime Pita Varela en el discurso que leyó en nombre del presidente de la Xunta, que no llegó al acto por el retraso del avión que lo trajo de Venezuela. Los condecorados son el ex-futbolista Amancio Amaro; el sacerdote y fundador del Proxecto Home Ramón Gómez Crespo; el director de Educación Bilingüe de New Jersey, Arturo López Domínguez; el escultor Juan José Oliveira Vieitez; el periodista Fernando Ónega López; el economista Carlos Otero Díaz; el notario Antonio González Pol; el filósofo Sergio Rábade Romeo; el hostelero Hipólito Rey Mosquera; y el ingeniero Javier Riera Nieves. En nombre de todos, Fernando Ónega agradeció una condecoración que «reafirma un compromiso con Galicia, a nosa xente e a nosa patria». Confesó su «pecado do orgullo» por recibir la medalla que premia a un «escribidor de sentimentos propios e noticias alleas». En esta diecisiete edición ninguna mujer fue distinguida, lo que dio lugar a la crítica del BNG, que denuncia «a actitude claramente machista e marxinal que vén de amosar a Xunta»; y del PSdeG, que lamenta «a falta de sensibilidade do Goberno do PP para recoñece-la indiscutible labor que miles de mulleres realizan a diario» en todos los ámbitos. Entre las 148 personas condecoradas desde 1984 sólo figuran 17 mujeres.