Ocho videojuegos para disfrutar estas vacaciones

C. Pereiro

FUGAS

FUGAS

Sea en solitario o en compañía, siempre es buen momento para echar una partida y aprovechar las mejores ofertas del verano

12 jul 2021 . Actualizado a las 08:59 h.

Calor, playa, montaña, río y... ¿pantalla? Sería osado pensar que, a día de hoy, las vacaciones, tanto de jóvenes como de adultos, no contienen también una buena dosis de videojuegos. El tiempo libre, que escasea más de lo que debería, sí hace su aparición en la época estival, lo que permite conocer, ampliar y acabar esas obras digitales que tenemos pendientes en cualquiera de los sistemas.

La llegada de las nuevas consolas de PlayStation y Xbox ha generado bastante ruido estos últimos meses, sobre todo por su escasez -aún hoy resulta casi imposible comprar una sin estar realmente atento a la reposición de stock en grandes cadenas-, pero también porque, como sucede en cada cambio de generación, no pocos aprovechan la bajada de precios o tiran de segunda mano para hacerse con una PS4 o Xbox One, y así tener de golpe todo un mundo de posibilidades. ¿Otra opción? Está la idea de un PC; también una Switch que, a diferencia de la competencia, puede ser transportada y jugada con facilidad por el mundo adelante.

Sea como fuere, los catálogos son extensos, en ocasiones demasiado, y escoger un juego que satisfaga todas las expectativas es un lujo que no siempre resulta. En la variedad está el gusto, y la realidad es que nunca ha habido tanto potencial dentro de la industria y tantas opciones a la hora de jugar. No diga que no le gustan los videojuegos, diga que no ha dado con el adecuado. Seguro que hay un juego para usted, pero en realidad no lo conoce.

¿Y qué consola compro? No solo de consolas vive el hombre. El móvil es una herramienta que, además de mensajes y audios de WhatsApp, también reproduce con soltura miles de títulos. En ese sentido, la industria del videojuego enfocada al terreno móvil es la que mayor crecimiento y ganancias ha generado en los últimos tiempos, gracias a éxitos brutales como Pokémon GO!, Genshin Impact o las diferentes obras de Supercell: Clash Royale, Brawl Stars o Clash of Clans, entre otras. Más allá de ese espectro más comercial o conocido, se aparecen auténticas joyas como Florence, Monument Valley, Reigns, Stardew Valley o Limbo. Y sí, cómo no... Among Us, el último fenómeno global del videojuego, donde debemos detectar al asesino que hay en la nave antes de que este acabe con el resto.

Vida más allá del «FIFA»

Casi como un ritual anual orquestado con milimétrica astucia, Electronic Arts edita a finales de verano su FIFA correspondiente. Definido como el simulador más completo de la actualidad, la realidad es que hay vida más allá de su propuesta, aunque sigue siendo el rey indiscutible en ventas durante varios meses al año.

Como esa fecha aún no ha llegado, quizás sea un buen momento para abrir la cartera y tratar de pensar cómo ampliar la biblioteca de juegos. No es necesario acudir solo a los últimos lanzamientos. Si uno quiere ahorrar unos euros, conviene huir de los estrenos más inmediatos y centrar la atención en las obras más importantes pero con más de un año de vida en el mercado. Un consejo de amigo.

Si lo suyo es la acción y la aventura, este es el género más explotado y abusado del videojuego. Ningún secreto, vaya. Pruebe con Control, Marvel's Spider-Man, Assassin's Creed Odyssey, God of War o Gears 5. Subiendo el nivel de exigencia también tiene Sekiro, Bloodborne o Hollow Knight. ¿Quiere una historia para el recuerdo que le dure todo el verano? Como buena película del salvaje oeste, Red Dead Redemption 2 cumplirá a la perfección con ese papel.

Si a la aventura le añadimos una dosis de terror, en mayor o menor cantidad, quizás quiera atreverse con Resident Evil 2 (el remake) si le gusta la tercera persona, o el recién salido Resident Evil Village, en primera persona. Si busca algo más psicológico y perturbador, tiene Outlast y Alien: Isolation. Claro que si prefiere estar dentro de una película slasher de toda la vida y decidir quién vive y quién muere, Until Dawn y Man of Medan son unas opciones maravillosas para pasar una noche sin luces en el salón.