La diáspora cubana contada desde las tripas

Leonardo Padura narra en su último libro la vida de muchos, de los que dejaron la isla y de los que se quedaron atrás añorándolos


Los gallegos sabemos mucho de diáspora. Y de nostalgia. Por eso esta novela de Leonardo Padura nos habla al corazón. El autor cubano deja a un lado a su invencible detective-librero Mario Conde para contarnos, desde las tripas, una historia que resume la vida de muchos, de los que dejaron la isla y de los que se quedaron atrás añorándolos.

 Las 600 páginas, que se devoran, se centran en un grupo de amigos autodenominados el Clan que se conocen desde la época de estudiantes. Un grupo heterogéneo en el que coinciden médicos, arquitectos, veterinarios, artistas y que proceden de entornos familiares con situaciones económicas muy dispares: desde acomodados altos funcionarios del Estado hasta la más sórdida pobreza. Entre sus doce componentes hay amores, desamores, confidencias y hasta un muerto. Historias plagadas de sentimientos y desencantos en los que Padura profundiza demorándose en las despedidas de los que presionados por una sociedad decadente y una administración agobiante y persecutoria se marchan al exilio para no volver.

Padura aprovecha los 26 años de avatares del Clan para contarnos cómo era Cuba entre 1990 (época de la crisis del famoso período especial) y el 2016, cuando el presidente Barak Obama visitó la isla. Unos años en los que las carencias materiales marcaron la vida de los cubanos, que tuvieron que adaptarse para sobrevivir o espabilarse para buscar una manera de escapar.

Fiel a su trayectoria, tampoco renuncia a ofrecernos un misterio a resolver. Uno de los miembros del Clan aparece muerto en extrañas circunstancias y la amiga más carismática del grupo desaparece al día siguiente sin dejar rastro. Desentrañar este enigma será el hilo conductor que nos lleve a conocer los pensamientos, miedos e ilusiones de los personajes. Por boca de cada uno iremos descubriendo las piezas del puzle hasta componer la imagen completa de lo que pasó.

Acompañamos a los miembros del Clan a sus exilios en Buenos Aires, Madrid, Barcelona o Miami, y con ellos sufrimos los dolores de la nostalgia y del desarraigo. Y también la ilusión de la prosperidad.

Detrás de ellos quedan los hijos. Una nueva generación que vivirá una diáspora diferente. Una diáspora con Facebook.

«Como polvo en el viento»

Leonardo Padura ??? EDITORIAL TUSQUETS PÁGINAS 672 PRECIO 22,90

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La diáspora cubana contada desde las tripas