«Royal City», cinco formas de abordar una misma culpabilidad

CÓMIC. El hiperactivo Jeff Lemire completa una nueva trilogía sumergiéndose en una familia rota tras una traumática pérdida. Además, reseñas sobre la última biografía en imágenes de Carvalho Calero, y «Lluvia», sobre la defensa ecológica


La producción del canadiense Jeff Lemire es apabullante. Resulta difícil seguirle la pista entre trabajos individuales como este Royal City o Gideon Falls (otra serie aún inconclusa), y corales (Black Hammer, por ejemplo, donde colabora con el gallego David Rubín). Entre obras muy personales, vinculadas íntimamente al mundo rural en el que se crio, y fantasías góticas. Entre un dibujo tirado a trazos, y otros que parecen fotografías difuminadas, impactantes. Uno de los agitadores del cómic, en definitiva, más relevantes del cómic contemporáneo, y en un momento creativo excelso a sus 44 años.

 Este Royal City es su último trabajo concluido. Tres libros que van cayendo como tres goterones de tristeza, desde el decadente lugar en el que lo ambienta -la ciudad que da nombre a la trilogía- hasta protagonistas y secundarios, todos con esos ojos perdidos y una arrastrada dejadez, desde el vestuario hasta la parquedad de sus diálogos. Todo viene cuesta abajo en esta historia. Y todo tiene un origen: la muerte de un chaval ahogado en un río en circunstancias poco claras, que se irán desvelando a medida que avanza la obra. Así, Lemire va construyendo una historia -cinco, en realidad- que permite captar a quien busca un relato de intriga y a la vez a quien en cambio prefiere el desarrollo del paisanaje. Están igual de logradas las dos lecturas. La segunda quizá más. Porque aquí el creador nos pone ante cinco perspectivas diferentes. La muerte de ese chico hace que sus tres hermanos, su madre y su padre, se monten otras tantas realidades paralelas manteniendo vivo a ese crío. Está la progenitora devota que lo recrea como un sacerdote que escucha sus confesiones; un hermano drogadicto y alcohólico que quiere un compañero de juergas; otro, escritor, que lo reproduce como si fuera un joven adolescente grunge; la hermana promotora inmobiliaria que sigue añorándolo en pijama y aferrado a su osito; y el padre, que lo anhela como socio cómplice en sus aficiones por unas antigüedades. Cinco formas de vencer al vacío; cinco maneras que cargar el peso de la culpa, de intentar convencerse de que aquello no pasó, o de que cada uno hizo lo que pudo por evitarlo. Aunque luego vayamos advirtiendo diferentes grados de culpabilidad.

La trama la irán completando algunos secundarios bien traídos, un par de golpes narrativos -incluyendo la crisis económica y hasta la especulación inmobiliaria- que terminan por completar un cuadro angustioso. Si se quiere completar la lectura, cada capítulo tiene una guía de escucha de canciones, desde The Cure hasta Pearl Jam o Nick Cave, a través de una célebre plataforma. Una selección más que oportuna.

Lemire no ofrece mucha ayuda al lector para construir rápidamente ese puzle familiar -y se agradece-, obligando a repasar pasajes para advertir donde está el personaje real, el viaje al pasado, o la fantasía de alguno de los protagonistas. Manteniendo un dibujo en el que abundan colores fríos y los fondos perfilados ligeramente -bares, calles, fábricas, una sala de hospital-, sin detalles precisos, para centrar todo alrededor de los personajes. Aunque en el último tomo se deja llevar por el almíbar y opta por algunos recursos y salidas fáciles; perdonable. Pero no resta valor a una trilogía que recuerda a ese soberbio estreno para el gran público que fue Essex County, también alrededor de una familia y una villa decadente en ese Canadá profundo, inhóspito, de inviernos (personales y ambientales) especialmente largos.

«ROYAL CITY» JEFF LEMIRE EDITORIAL ASTIBERRI TRES ÁLBUMES COLOR PÁGINAS 120 CADA UNO PRECIO 18 EUROS CADA LIBRO

«Carvalho Calero, coraçom de terra»

Xico Paradelo, Irene Veiga e Iván Suárez. Branco e negro. 134 páxinas. 20 euros 

Foi este Ricardo Carvalho Calero, coraçom de terra, un dos últimos grandes éxitos do crowdfunding en Galicia. E ben que pagou a pena. A obra a tres mans de Xico Paradelo, Irene Veiga e Iván Suárez non é unha biografía convencional co gallo do Día das Letras. É unha sorte de historia alternativa que seguro lle gustaría ao célebre ferrolán, ao redor da súa defensa do galego-portugués. Un traballo honesto e moi ben executado.

 «Lluvia»

Bryan Talbot y Mary M. Talbot.  Editorial La Cúpula. 160 páginas. 20 euros

La pareja Bryan Talbot-Mary M. Talbot se pone de nuevo a los pinceles para presentar un trabajo sobre la crisis climática, un tema monumental que los creadores toman desde un pequeño episodio doméstico, las inundaciones en el norte de Inglaterra de hace unos años. Ese momento lleva a dos mujeres a comprometerse, afectiva y políticamente, desde posiciones distantes. Didáctica, aunque le falte algo de ritmo y sobre maniqueísmo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Royal City», cinco formas de abordar una misma culpabilidad