«Si todo va bien, del técnico de sonido nadie se acuerda»

La figura del técnico de sonido es imprescindible, por lo que la escuela 35mm ha creado un curso donde los amantes del sonido pueden convertir su pasión en profesión


Los conciertos, el cine, la radio o la televisión no pueden vivir sin él. «Si todo va bien, del técnico de sonido nadie se acuerda. Pero si las cosas fallan se le va a caer el mundo encima», explica Carlos Moreno. Este técnico de sonido está acostumbrado a un discreto segundo plano pero su profesión es imprescindible para que todo funcione. «Es un poder no reconocido pero real. Un locutor, por ejemplo, no puede hablar sin que el técnico de sonido le abra el micrófono. Nosotros somos quienes controlamos todas las situaciones», explica Moreno, quien ha trabajado en emisoras como Los 40 o Europa FM y actualmente tiene su propia productora y es también profesor en la escuela de formación 35mm.

El centro, especializado en el sector audiovisual, forma a profesionales para que puedan entrar en este apasionante mercado laboral. «¿Cómo aprende uno a ser técnico de sonido? Lo primero que hay que hacer es estudiar. Hay que tener una base, conocer los elementos que forman parte de nuestro trabajo. A partir de ahí, práctica. Tener mayor o menor sensibilidad lo vamos a conseguir equivocándonos muchas veces. Es cuestión de ensayo-error», asegura Moreno. Este es, precisamente, uno de los puntos fuertes de 35mm, ya que da la oportunidad al alumno de realizar prácticas en empresas del sector de la mano de profesionales en activo.

La escuela, que tiene varios centros en Galicia, utiliza un método formativo propio que mezcla las ventajas de la atención personalizada y de la formación online. «En 35mm es el alumnado quién marca el ritmo -explica Cristina Piñeiro, directora de proyectos de 35mm-. Elige cuándo y dónde quiere estudiar y nosotros le acompañamos y ayudamos a alcanzar sus objetivos». La formación, además del seguimiento presencial hecho por una tutora pedagógica, incluye clases telepresenciales, vídeos formativos y una plataforma digital a través de la cual los alumnos tienen un contacto directo con sus profesores. Este método pionero le ha valido a la escuela diversos premios Excelencia Educativa.

Imaginación y técnica

La profesión de técnico de sonido es también clave en el cine. ¿Qué pasaría, por ejemplo, si viésemos una explosión en un film pero no la escuchásemos? «Trasladar una idea a un sonido no es fácil, pero siempre es posible. Recuerdo que en una película necesitaba un sonido de destrucción de una nave marciana. ¡Y nadie sabe cómo suena eso! Es echarle imaginación. Efecto láser, destrucción de un edificio, golpes de madera y efectos metálicos… bien mezclado daba el pego», asegura Moreno.

Al ser tan amplio el abanico de salidas laborales del técnico de sonido, la especialización gana importancia. Así, 35mm ofrece tres especialidades: la posproducción de audio y sonido directo -por ejemplo en rodajes, sesiones de doblaje, ambientación musical, efectos, en radio y televisión…-; la producción musical o la sonorización de espectáculos y eventos.

Escuela audiovisual

35mm es un centro de formación audiovisual que cuenta también con formaciones para todos aquellos que quieran dedicarse al mundo del doblaje; al maquillaje y la caracterización de efectos especiales; a la dirección de fotografía; y a la edición y posproducción de vídeo.

«Muchos de nuestros cursos son compatibles entre sí. El hecho de formarse en varios sectores, hace que el alumno y alumna tenga más oportunidades en el mercado laboral», destaca Piñeiro, la directora de proyectos de 35mm.

Mente abierta

El futuro de esta profesión pasa, sin duda, por la especialización, pero también por no cerrar ninguna puerta a los nuevos formatos y productos que puedan surgir. El sonido, cada vez más, es clave en nuestras vidas. ¿Un buen ejemplo? Los asistentes de voz virtuales, como Siri o Alexa.

Otra tendencia en alza son los podcasts, un formato que cuenta cada vez con un mayor éxito. «Los hay que tienen más audiencia que el propio programa porque el público elige cuándo y dónde escucharlo», asegura Carlos Moreno. «Conocimientos y mente abierta” son clave para afrontar el futuro del técnico de sonido.

El doblaje, una profesión con cada vez más demanda

Son muchos los títulos de películas, series, documentales e incluso videojuegos que se asocian de manera inmediata a una determinada voz, provocando un efecto de admiración y familiaridad a partes iguales. El doblaje ha hecho posible, por ejemplo, que identifiquemos a Samuel L. Jackson o a Pumba de El Rey León con los ojos cerrados, personajes ambos a los que Miguel Ángel Jenner presta su voz.

Este actor de doblaje destaca la importancia de la formación a la hora de llevar a cabo la profesión ya que no consiste solo en ponerse delante del atril y leer. «Si no tienes a nadie que te forme, esta profesión es un jeroglífico. Tienes que aprenderte el texto, quedarte con el personaje, con la sincronía, la proyección…», explica Jenner, que también es profesor en las masterclass que ofrece 35mm en su curso de doblaje.

Educar la voz, saber modular, aprender técnicas para interpretar o conocer aspectos como la sincronía son algunos de los objetivos del curso de esta escuela, especializada en el sector audiovisual. La versatilidad es otro de los puntos que deben ser fundamentales para un actor o actriz de doblaje, ya que un día puede prestar su voz a un personaje animado y al día siguiente ser el malo de la película.

«Cuanto más formado estés, más personajes podrás interpretar y en más sectores podrás trabajar. Se trata de un oficio muy especializado que exige técnica y práctica», destaca la directora de proyectos de 35 mm, Cristina Piñeiro.

Y como la manera de aprender una profesión es ejerciéndola, 35mm ofrece a sus alumnos prácticas formativas para poder afianzar y trasladar todo lo estudiado de la mano de profesionales que están actualmente en activo.

El éxito de plataformas como Netflix, HBO, Movistar + o Amazon Prime hace del doblaje una herramienta imprescindible para poder ofrecer un buen producto, por lo que el trabajo de estos profesionales se multiplica cada día. «Ahora mismo hay oportunidades como para no quejarse. Tenemos un aluvión de plataformas que no paran de escupir material para que se doble enseguida. Cada vez hay más y eso genera mucho trabajo», asegura Miguel Ángel Jenner.

La abundancia de productos y la variedad de estos hace que el doblaje viva uno de sus mejores momentos y que vislumbre su futuro con optimismo. Y es que por mucho que la tecnología avance, la voz seguirá marcando la diferencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Si todo va bien, del técnico de sonido nadie se acuerda»