¿Cuál fue el primer libro que te enamoró?

FUGAS

FUGAS

Preguntamos a 14 personalidades de la cultura por su primer flechazo literario. ¿Quién desató su pasión lectora? Ellos revelan qué libros les hicieron sentir, viajar, reír, temblar, querer más

13 feb 2020 . Actualizado a las 18:36 h.

Hay comienzos memorables de novela y libros que son sólidos principios. Historias comunes o extraordinarias que nos pusieron a andar la pasión por el cuento de la vida. Los primeros amores literarios que tuvimos nos hacen conmovernos, sonreír, acusan la inexperiencia pero se recuerdan con (secreta o confesa) devoción. No empezaste por Joyce. Primero te enamoraste... ¿de Bécquer? (de las rimas y leyendas, y de su retrato), de La nariz de Moritz en El Barco de Vapor, de las aventuras de la familia Zapatilla, de algún cantar de Rosalía, de las panzadas de humor-amor de Gloria Fuertes, de la colección del sello Galaxia que te hacía volar con As babuchas enmeigadas. Cada lector tiene un primer crush o héroe de ficción, recuerda un viaje inaugural a los destinos increíbles de la ficción.

Guadi Galego, Domingo Villar, Yolanda Castaño, Oliver Laxe, Quico Cadaval, Alba Galocha, Antón Lopo, Sés, Andrés Suárez, María Vázquez, Fran Alonso, María Castro, Mercedes Corbillón y Cándido Pazó revelan cuál fue el primer libro o personaje que los conquistó.

Astérix fue un flechazo gordo para Domingo Villar (Vigo, 1971). El creador del lacónico Leo Caldas colecciona ejemplares de La isla del tesoro, que es el libro al que se iría a pasar unas vacaciones. «Pero antes xa namorara de Astérix», confiesa el autor de O último barco. Su primer amigo especial fue El combate de los jefes, la séptima historieta larga de la serie creada por Goscinny y Uderzo. A la Galia volvemos con el primer amor ilustrado de Domingo Villar. «Creo que debía de ter 11 ou 12 anos... Pasei moitas horas lendo cómics, e libros. O malo dos cómics é que me duraban pouco! Nos libros podía quedar a vivir máis tempo», explica. ¿Por qué le atrapó Astérix? «Polas personalidades tan distintas que hai no cómic. E polo humor. E por Ideafix, que se parecía ao can que quería ter», cuenta.