Dúo Dinámico: «'Quince años' es una canción blanquísima»

Seis décadas se cumplen en este 2019 desde que Ramón y Manolo, jerseicito de pico en ristre, editaron su primer disco. Ahí es nada. Lo celebran sobre los escenarios, erguidos frente a todo


Qué fácil es hoy buscarle sentido premonitorio a muchos de los himnos compuestos por Manuel de la Calva (Barcelona, 1937) y Ramón Arcusa (Barcelona, 1936). Resistiré, Somos jóvenes o Quisiera ser se nos antojan ahora como ejercicios de inaudita clarividencia. Pero fueron escritas en un tiempo de conjuras, folklore y blanco y negro al que ellos le pusieron ingenuidad, pop y color.

En este 2019 se cumplen 60 años desde que Emi-Odeón editó el primer disco del Dúo Dinámico. «Tres años antes que el primero de los Beatles y cinco antes que el de los Rolling», presumen. Y si Jagger o McCartney siguen sobre los escenarios, ¿por qué no lo iban a estar ellos?

-Veinte años no es nada, decía el tanguero. Pero sesenta ¿qué son?

Ramón Arcusa. Tres veces nada [se ríe].

Manuel de la Calva. Pues ya es una cantidad considerable. Lo bueno es que el público se siga acordando de aquellas canciones de los años 60, de los años mágicos en los que nació la música pop.

-¿Cuál es el secreto para resistir todo ese tiempo juntos?

R.A. Realmente no hay ninguno.

M.C. Yo creo que es porque Ramón y yo somos la noche y el día. Por eso nos complementamos. Y porque siempre hemos estado separados. Cada uno ha ido siempre a la suya.

-¿Qué le debe el pop español al Dúo Dinámico?

R.A. No lo sé. A nosotros nos gustó siempre, y nos sigue gustando, la música americana. Bebimos en sus fuentes, escuchando sobre todo a The Everly Brothers. Ellos fueron nuestra universidad. Quizá nuestra gran aportación fue adaptar esa música a nuestro estilo y cantarla en español. En eso sí que fuimos unos pioneros.

-¿Son nostálgicos? Sienten añoranza de aquellos años dorados?

M.C. No, las cosas se acaban y se acaban. Mira, yo fui un gran nadador, hoy no voy a la piscina nunca. Vivo el presente. Ramón dice que soy un viva la vida. Pues lo seré.

R.A. No, no vivimos del pasado. Por supuesto, estamos obligados a cantar canciones de entonces, pero siempre hemos mirado hacia adelante. No somos de esos artistas que se pasan la vida escuchando sus viejos discos. En mi lista de Spotify hay canciones de antes porque me gustan, claro, pero también hay muchas de ahora.

-¿Por ejemplo?

R.A. Pablo Alborán es un fenómeno. Alejandro Sanz, por supuesto. Y de las artistas que han salido ahora me gusta mucho lo que hace Ana Guerra.

-¿Ven a alguien en la música española que se pueda asemejar a lo que el Dúo Dinámico supuso en los años 60?

R.A. Es difícil predecirlo. Los chicos que salen ahora tienen mucha más ayuda que la que tuvimos nosotros. Tienen asesores, tienen coaches... Nosotros no teníamos nada. Las calles de la música estaban aún por hacer en aquel tiempo. Hombre, lo que siempre funciona es el talento. Ahí tenemos a Rosalía que me parece una crac. Hace una música distinta, tiene una personalidad acusadísima... Sí, Rosalía podría ser el ejemplo más vivo de alguien que lidera un cambio brutal en cuanto a estilos en la música, que fue lo que, a nuestra manera y sin tantos medios ni apoyos, hicimos nosotros.

-¿Qué música haría hoy el Dúo Dinámico si Manolo y Ramón tuviesen 20 años?

R.A. Desde luego no haríamos reguetón. Despacito es un invento genial, me parece una canción maravillosamente hecha, pero el reguetón tiene un tinte demasiado sexual. Hay letras que a mí casi me da vergüenza escuchar. Son demasiado explícitas.

-Tal y como están las cosas y con la vigilancia que existe respecto a la cuestión de los menores, ¿no se han planteado cambiarle la letra a «Quince años tiene mi amor»? No sé, ponerle por lo menos veinte para que sea mayor de edad...

R.A. [Se ríe] No, no. Es que Quince años es una canción blanquísima. Nosotros teníamos 20 cuando la escribimos y se la dedicamos a las fans que estaban en esa época maravillosa en la que la mujer empieza a ser mujer. Pero ahí lo que planteamos es un cariño de un besito y cogerse de la mano. Claro, claro, por favor... Nuestras canciones siempre hablan del amor, de cosas bellas, de piropos a la mujer... Y eso siempre es bonito y funciona. ¿Sabes cuál es el problema social que generan en la actualidad las letras del reguetón?

-¿Cuál?

R.A. Que hay una contradicción manifiesta y gravísima en la sexualidad de la mujer que se transmite en esas canciones y la que luego tienen en la vida real. Hoy los chicos piensan que todo el monte es orégano. Y eso no solo no casa sino que me parece peligroso. No sé cómo pero alguien lo tendría que arreglar. Y no estoy hablando de censura sino de ordenar un poco la sociedad.

-¿Qué les queda por hacer en la música?

R.A. ¡Uf! Es que lo hemos hecho casi todo. Hemos sido autores, intérpretes, productores, arreglistas, hemos ganado Eurovisión... Creo que ya no es el momento de ponerse metas. Pero, eso sí, si nos apetece algo, no dudes que lo haremos.

-¿Cuál es la razón por la que con más de 80 años siguen subiendo a los escenarios?

R.A. Primero, porque estamos en condiciones para poder hacerlo y, segundo, porque viene gente a vernos. Evidentemente llegará el día en que ya no podamos y entonces nos retiraremos dignamente.

M.C. Yo conozco mucha gente de nuestra edad que está hundida. Y yo no quiero andar renqueando los años que me quedan de vida. Así que, mira, el cantar y hacer galas te obliga a mantenerte en forma y hace que mantengas viva la ilusión. A veces pienso, ¿qué haría yo si no saliese a cantar? Los escenarios nos mantienen vivos.

  •  A CORUÑA PALACIO DE LA ÓPERA DOMINGO 16, 20.00 DESDE 36,59 
  •  VIGO AUDITORIO MAR DE VIGOSÁBADO 22, 21.00DESDE 32,75 EUROS

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Dúo Dinámico: «'Quince años' es una canción blanquísima»