Julia Roberts: «Llegué a pensar que no abrazaba a mis hijos lo suficiente»

Su estatus le permite elegir qué papeles interpretar. Por eso en los últimos años sus apariciones en la pantalla han sido contadas. Pero ahora regresa al cine y a la televisión


Estados Unidos vive la peor crisis de salud publica de las ultimas décadas por la epidemia de opioides que ha arrastrado a gran parte de sus ciudadanos. Hollywood narra historias pegadas a la actualidad y dos películas que se estrenan este invierno están dedicadas a la adicción a las drogas: Beautiful Boy y El regreso de Ben, ambas con posibilidades de colarse en la carrera a los Oscar. El regreso de Ben está protagonizada por Lucas Hedges y Julia Roberts. La actriz, de 50 años, regresa a lo grande este año con este filme en el que interpreta a la madre de un joven que intenta recuperarse de su adicción a la heroína. Drama inspirado en hechos reales dirigido por Peter Hedges, el padre de Lucas. Julia Roberts sigue siendo la gran estrella de Hollywood, sin embargo cuesta verla en pantalla porque la gran parte de su tiempo lo dedica a su familia, lejos de los focos y la opinión publica. En Toronto, durante el Festival Internacional de cine de la ciudad canadiense, la intérprete habló de este proyecto y de su primera serie de televisión para Amazon, Homecoming, que la han obligado a salir de su edén privado en la costa de California.

-La cinta está protagonizada por Lucas Hedges y dirigida por su padre. Un drama familiar donde tuvo que ponerse en medio de ambos durante la grabación de la película.

-Lucas estuvo dudando de si interpretar este filme porque no quería que su padre lo dirigiese. No quería vivir esa dinámica familiar que ocurre en la ficción. Pero yo le convencí. Nos entendemos muy bien, tenemos una relación muy clara y profunda, le dije que no debía dejarse intimidar por la relación con su padre. El rodaje era un universo y la realidad otro. Durante la filmación, traté a Lucas como si fuera mi hijo. Eso era lo que él quería y su padre Peter nos dio espacio para que fuera así. Ha sido un rodaje muy emocional.

-En este filme se convierte en toda una madre coraje.

-¡La madre de las madres! (bromea). Peter Hedges escribió un guion maravilloso. Es un ensayo sobre la familia. Para mi fue colosal poder absorber sus palabras, su imaginación, su talento y compartirlo con el resto del elenco. Me gustó rodar en el frío estado de Nueva York porque el ambiente combina bien con los sentimientos de la historia. Mirar a Lucas, el actor que interpreta a mi hijo, y ver su dolor en los ojos era todo lo que yo necesitaba para transportarme al lugar exacto donde estaba mi personaje.

-El filme pone el dedo en la llaga de la crisis de los opiáceos que se vive en Estados Unidos.

-Yo creo en el poder del amor, como mi personaje en la película. En mi casa hablamos abiertamente de este problema. En nuestras sobremesas conversamos sobre lo que está ocurriendo. Creo que es importante hablar de estos temas, cuestionar la crisis de los opiáceos que vive América.

-¿Pensó en sus hijos durante el rodaje del filme?

-Todo el tiempo. Llegué a pensar que no abrazaba a mis hijos lo suficiente, imagínese. Esta cinta la llevo en el corazón porque, aunque estaba lejos de mis hijos, me pasé todo el tiempo con mi familia profesional. Ha sido un rodaje intenso, que muestra cómo debe funcionar una familia en momentos difíciles.

-Se estrena con «Homecoming», un proyecto en la televisión. ¿Cambia la interpretación cuando se trabaja para una plataforma digital?

-Yo solo tengo que preocuparme de la interpretación, del tratamiento del personaje y no de si va a ser emitido en una pantalla grande o pequeña. Esta serie ha sido un gran reto mental para mí. La evolución diaria de mi personaje me preocupaba porque necesitaba cambiar mi papel en cada secuencia. Ese fue mi alimento durante la filmación. Vivía obsesionada. No había día que no le preguntara al director cuántas paginas íbamos a filmar porque cuanto más rápido grabábamos más difícil era para mí. Creo que el resultado ha sido increíble. Estoy muy contenta y muy orgullosa de esta serie.

-La serie está basada en un exitoso «podcast» norteamericano que usted escuchó antes de comenzar la grabación.

-Sí. Creo que fui la única del equipo que lo hizo. Sabíamos lo que teníamos entre manos porque es una gran historia. No puedo decir mucho de la trama para no desvelar su misterio, pero estoy convencida que vamos a sorprender a la audiencia con esta serie.

-Acaba de cumplir 50 años y cada vez cuesta más verla en pantalla.

-Mi trabajo es importante para mí, no lo abandono, pero tengo otras prioridades. Como actriz trato de preocuparme de la interpretación, del tratamiento del personaje. No me importa si es un papel para la televisión, para el cine o para una plataforma. Lo importante es el guion y el director. Para mí, como actriz, es una suerte trabajar con realizadores como Sam Esmail o Peter Hedges.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Julia Roberts: «Llegué a pensar que no abrazaba a mis hijos lo suficiente»